Atletismo
Dayron Robles (centro) conversa con los españoles Jackson Quiñonez (d) y Felipe Vivancos (EFE). Kai Försterling / EFE
Jackson Quiñónez confirmó sus esperanzas de meterse en la final de 60 metros vallas de los Mundiales de Valencia al batir su anterior récord de España con una marca de 7.52 en l
os campeonatos de España de atletismo que le dio su tercer título y la tercera mejor marca mundial del año.

Quiñónez, que tenía el récord anterior en 7.56 desde el 26 de febrero de 2006 (San Sebastián), aprovechó, una vez más, la feroz competencia de Felipe Vivancos, siempre más rápido que él en la salida (149 milésimas frente a 182), para rebajar en cuatro centésimas su récord de España y presentar su candidatura a la final del Mundial, dentro de dos semanas en esta misma pista.

Sólo el cubano Dayron Robles (7.33) y el ruso Evgeny Borisov (7.44) han sido más rápidos que Jackson Quiñónez este año. El récord de España, que no se movió en 21 años de las manos de Javier Moracho con 7.60, ha caído cuatro veces en los tres últimos.

Casado y Desviat en 1.500

La atención de la mañana la acapararon las pruebas de 1.500 metros. En categoría femenina Esther Desviat se proclamó campeona de España, mientras que en hombres, el campeón fue Arturo Casado, que se impuso en una intensa y disputada carrera a Juan Carlos Higuero, el máximo favorito.

El madrileño Arturo Casado se proclamó por vez primera campeón de España de 1.500 metros en pista cubierta batiendo con claridad al favorito, Juan Carlos Higuero, que aspiraba a ganar su sexto título pero llegó mal colocado al esprint en una carrera lenta que terminó para el ganador en 3:51.27. Desviat logró un tiempo de 4:27.63

Mayte Martínez ganó sin dificultades la final de 800 metros, tal y como se esperaba.

Josephine Onya logró su primer título español pero no el de su especialidad, los 60 m.vallas, sino el de los 60 lisos, pero no pudo con el viejo récord de Sandra Myers (7.23). La ex nigeriana se durmió en la salida (265 milésimas) y ahí perdió toda opción de récord. Ganó, porque es muy superior al resto, en 7.39, pero la plusmarca de Myers sigue en vigor después de 18 años.