El equipo masculino fue décimo, con lo que mejoró en dos posiciones lo obtenido el año pasado en Heiligenblut (Austria), y el femenino séptimo, seis mejor. Italia ratificó su dominio en esta especialidad al ganar en ambas categorías. En el apartado individual, el gran favorito Maro Gaiardo venció en la carrera masculina sin problemas.