Juan Carlos Higuero
El atleta Juan Carlos Higuero (centro) se ha impuesto, en la prueba de 1.500 m, en los 87 Campeonatos de España de Atletismo, celebrados en el estadio de Anoeta de San Sebastián. J. ECHEZARRETA / EFE

España estará representada en los Mudiales de atletismo de Osaka con un equipo que no alcanzará ni el medio centenar de miembros, un 20% menos de las previsiones de la Federación Española, cuyo presidente, José María Odriozola, parece haber perdido su tradicional optimismo.

Los resultados de los campeonatos de España no han contribuido, precisamente, a mejorar el panorama del atletismo español, a veinte días de los Mundiales.

España podría acudir a Osaka sin sus dos capitanes. Marta Domínguez, una de las escasas esperanzas de medalla, dos veces subcampeona del mundo y dos campeona de Europa de 5.000, ya ha renunciado por lesión, y la presencia de Manuel Martínez en Japón se ha complicado por un doble motivo.

El plusmarquista español de peso, que llegó a lanzar 21,47 m, encuentra ahora, tras el cambio de técnica y su posterior rectificación, dificultades casi insalvables para alcanzar los 19, por lo que está condenado a caer en la calificación si no mejora sus registros al menos en un metro.

Martínez no ha conseguido la mínima este año, aunque sí la tiene del anterior, de modo que reglamentariamente podría ser incluido en el equipo, pero su derrota en el campeonato de España y su airada recriminación a la Federación Española en Anoeta por asuntos de organización dificultan su selección.

Odriozola se reunirá este lunes con el Comité Técnico de la Federación, cuyos responsables de área presentarán sus propuestas para la formación del equipo, pero el presidente ya ha adelantado a la agencia EFE que será "bastante más corto de lo que estaba previsto".

España pensaba llevar unos 70 atletas a los mundiales

Hace sólo cuatro meses, cuando se disputaron los Europeos en sala de Birmingham, Odriozola se planteaba llevar un equipo muy numeroso a Osaka. "Cuando dije después de Birmingham que esperaba llevar a 70 atletas alguno pensó que estaba con la resaca de lo ocurrido en el Europeo y no es así".

Pero después de los Nacionales, el presidente se resigna a perder la cota del medio centenar de atletas: "Ya vendrán tiempos mejores. Esperemos que el panorama cambie para los Mundiales en pista cubierta de Valencia (en 2008) y los Europeos de Barcelona (en 2010)".

Ya vendrán tiempos mejores para el atletismo español"


De Anoeta sólo salieron reforzados Paquillo Fernández, que demostró una excelente puesta a punto al rebajar en 35 segundos su récord nacional de 10.000 m marcha, y Ruth Beitia, que elevó su récord de altura a 2,02 m y se situó tercera en la lista mundial del año.

En ellos quedarán depositadas las mejores esperanzas españolas de medalla en los Mundiales de Osaka, aunque las opciones abarcan también al discóbolo Mario Pestano, en la mejor forma de su vida, a Juan Carlos Higuero (1.500) y a los corredores de maratón.

La polémica podría estallar, como en los viejos tiempos, con la designación del trío del 1.500. Higuero y Arturo Casado, campeón y subcampeón, tienen plaza segura, pero el tercer hombre no está claro. El burgalés Diego Ruiz subió al podio pero carece de marca mínima A, mientras que Sergio Gallardo, con mínima A, sólo pudo ser quinto en la final.

La Federación tiene potestad para designar a dos atletas con mínima A y uno con la B, pero no parece adecuado utilizar un resquicio reglamentario, aprobado por la IAAF precisamente a petición de Odriozola, para dejar fuera del equipo a atletas con mínima A aun cuando hayan fallado en los Campeonatos de España.