Villa y Pablo
Villa y Pablo, dos de los protagonistas del encuentro. (Efe) Efe

Un gol de David Villa, en el primer contragolpe trenzado por el Valencia, dio al equipo de Quique Sánchez Flores el triunfo sobre un Atlético de Madrid que, a las primeras de cambio, ha despertado las primeras suspicacias sobre la viabilidad del proyecto del mexicano Javier Aguirre.

La vida sigue igual en el Calderón, donde cada inicio de temporada una afición amnésica recobra la ilusión, confía en la resurrección y va perdiendo parte de su esperanza conforme admite la realidad.

Cada inicio de temporada una afición amnésica recobra la ilusión y va perdiendo su esperanza conforme admite la realidad

El Atlético sigue lastrado por su incapacidad para crear juego. Ante el Valencia se volvió a poner de manifiesto, porque el conjunto de Quique llevó a cabo su plan con la máxima eficacia: marcó en su primer contragolpe, en una gran jugada de Vicente que culminó dentro del área David Villa, el mejor delantero español del momento (m.6) y se mostró como un conjunto sólido, que puede pensar en grandes empresas.

Sin criterio en el centro del campo, expuesto a nuevos contragolpes por su floja banda derecha, donde Valera no fue capaz de frenar a Vicente, el Atlético tardó media hora en crear peligro, siempre con Fernando Torres como eje: favoreció la primera carrera efectiva de Martin Petrov, que no encontró rematador; y, acto seguido, creó junto a Mista otra buena ocasión que envió Cañizares.

El Kun dejó buenas sensaciones

Tras el descanso la parroquía rojiblanca pudo ver los primeros destellos del 'Kun' Agüero, que sin brillar lo que se le supone, la "estrella" argentina tuvo tanto efecto sobre su equipo, donde pronto se convirtió en una nueva referencia; como sobre el rival, que comenzó a retrasar sus líneas.

Pese a que Villa tuvo una buena ocasión para sentenciar el partido (m.50), el Valencia pareció perder poder intimidatorio y se vio sacudido por la expulsión del italiano Moretti, que respondió con una fea patada a una fuerte entrada de Valera (m.66).

La ingenuidad de Torres

El Atlético, sin embargo, no aprovechó más que diez minutos su ventaja, porque la picardía de Cañizares para sacar una falta a Torres y la falta de madurez del capitán colchonero, que protestó su primera amonestación, volvieron a equilibrar la disputa.

No le afectó demasiado al ánimo la expulsión al Atlético que, para entonces, ya tiraba de casta, pero sí le restó posibilidades, le abocó a la primera decepción de la temporada y levantó las primeras sospechas sobre la viabilidad de un proyecto que se queda corto, en comparación con el exhibido por su rival.

Ficha técnica:

0. Atlético de Madrid: Leo Franco; Valera (Maxi, m.70), Perea, Pablo, Antonio López; Jurado (Galletti, m.46), Costinha, Luccin, Petrov; Mista (Agüero, m.46), Fernando Torres.

1. Valencia CF: Cañizares; Miguel, Ayala, Albiol, Moretti; Angulo, Marchena, Edu, Vicente (Gavilán, m.81); Silva (Regueiro, m.68); Villa (Jorge López, m.89).

Gol: 0-1: m.6: Villa, a pase de Vicente.

Árbitro: Luis Medina Cantalejo (Comité Andaluz). Expulsó al valencianista Moretti (m.66), por una dura entrada a Valera, y a Fernando Torres, por doble amonestación, la segunda por protestar la primera amarilla (m.76). Amonestó al atlético Costinha (m.60) y a los valencianistas Miguel (m.41), Albiol (m.56) y Cañizares (m.73).

Incidencias: Partido de la segunda jornada de la Liga de Primera División disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 50.000 espectadores. El madrileño Jorge Garbajosa, que el pasado domingo se proclamó campeón del mundo con la selección de baloncesto, hizo el saque de honor, enfundado en la camiseta rojiblanca.