Un sobrio Atlético se redime en Santander
Torres lucha con José Moratón por el balón. Alberto Aja/EFE
Los futbolistas de Bianchi, sin excesivas filigranas pero con un notable sentido de la eficacia y la sobriedad, impusieron su mayor calidad en un duelo en el que Maxi firmó su primer gol oficial con el Atlético, Leo Franco confirmó su estado de gracia con una parada bellísima a disparo de Dalmat al final del choque y Petrov volvió a deleitarcon su velocidad y envenenados pases.