El Atlético se da un Festival de goles
Luccin, en el suelo, disputa un balón a Roberto Martínez, Tiko, en San Mamés.(Chema Moya / EFE)
San Mamés: 38.000 espectadores.

Athletic de Bilbao Aranzubia, Iraola, Luis Prieto, Sarriegi, Amorebieta (Garmendia, min 71), Tiko (Javi Martínez, min 78), Murillo, Gabilondo, Aduriz, Urzáiz (Llorente, min 57) y Yeste.

Atlético Leo Franco, Seitaridis, Perea, Pablo, A. López, Maxi Rodríguez (Galleti, min 76), Luccin (Gabi, min 71), Costinha, Petrov, Agüero y Mista (Maniche, min 61).

Goles 0-1 (min 18): Maxi Rodríguez. 0-2 (min 37): Petrov. 0-3 (min 64): Agüero. 1-3 (min 85): Javi Martínez. 1-4 (min 94): Galletti, de penalti.

Árbitro Pérez Burrull (Colegio Cántabro). Amarilla a Amorebieta, Sarriegi, Perea y Petrov.

El Atlético ya comienza a carburar y ayer lo demostró ante el Athletic. El encuentro comenzó con un equipo vasco bien situado que dejaba poco hueco a los de Aguirre. Sin embargo, tras un centro defectuoso de Agüero, que se estrenaba como titular, Maxi Rodríguez abrió el marcador.

El Athletic siguió intentándolo, pero la férrea defensa visitante no le permitía aventuras. Mientras, los de Aguirre se limitaban a los arranques a la contra de Agüero y Maxi, aunque el encargado de marcar el segundo tanto fue Petrov, que consiguió con este gol inquietar a los locales.

Penalti sobre Agüero

Tras la reanudación, siguió el juego ordenado y sin espectacularidad, pero efectivo, de los colchoneros, y la desesperación local. Ésta aumentó tras el gol de Agüero, que para celebrar su titularidad aportó el tercer tanto rojiblanco con una jugada personal. El argentino no ha alcanzado aún el nivel esperado, pero ya empieza a dejar buenas muestras de la calidad que se le supone.

Cuando todo parecía perdido para los leones, Javi Martínez dio un tanto a los de Sarriugarte que, sin embargo, sólo sirvió como gol del honor. Ya en los minutos de descuento, el árbitro pitó penalti sobre Agüero, que salió en camilla del campo, y Galletti se encargó de marcar el cuarto.

El Athletic se retiró con pañolada y pitada contra el presidente, Fernando Lamikiz.