Frío empate entre el Atlético y el Espanyol

Atlético y Espanyol, sin ánimo ni fútbol para olvidarse del frío, firmaron un empate a un gol, conseguido en los primeros minutos, un pobre reparto de puntos que no ofrece demasiados motivos para la esperanza a unas aficiones que se preparan para sufrir.

Tan faltos de fútbol están ambos conjuntos que, sobre el terreno de juego, hicieron lo contrario de lo que parecían haber apostado sus entrenadores.

Porque, se suponía que el Atlético querría más el balón, con la entrada de Gabi en la zona de creación, mientras que Miguel Angel Lotina, técnico espanyolista, buscaba mayor despliegue físico en su equipo, tras dejar a Ivánde la Peña y Albert Riera en el banquillo y alinear a Ito y a los brasileños Fredson y Eduardo Costa en el centro del campo.

Espanyol tuvo más el balón en la primera mitad y el Atlético jugó a lo que pudo, en la mayoría de las ocasiones sin mucho sentido. El equipo de Bianchi tuvo el partido de cara casi sin darse cuenta, con un disparo del francés Peter Luccin desde 25 metros (m.9), y de la misma forma desperdició la ventaja, por no defender un saque de esquina que cabeceó Jarque a la red, dos minutos después.

Con el empate, el Espanyol tuvo más claro qué hacer y convirtió al meta argentino Leo Franco en el mejor de su equipo, en tres acertadas intervenciones ante Fredson, Moisés, en otro saque de esquina, y el francés Domi, en un golpe franco previo al descanso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento