El Atlético firma su peor arranque liguero desde la temporada del descenso

  • Suma un punto de nueve mientras que en 1999 no llevaba ninguno.
  • Tras unos primeros partidos convincentes, el equipo está flojísimo.
  • En el Camp Nou tocó fondo y fue aplastado por el Barcelona: 5-2.
  • Agüero, Forlán y la recta final del año pasado, únicos consuelos.
El árbitro Mejuto González (c) conversa con Jurado (i), del Atlético de Madrid, en presencia del barcelonista Busquets.
El árbitro Mejuto González (c) conversa con Jurado (i), del Atlético de Madrid, en presencia del barcelonista Busquets.
X. B. / EFE

Tras una aceptable pretemporada, con triunfo en Anfield incluido, y una convincente victoria en Grecia ante el Panathinaikos en la previa de la Champions, al Atlético se le han apagado radicalmente las luces, y firma el peor arranque liguero desde el año del descenso.

Aquella temporada, la 1999/2000, la inició con tres derrotas. En esta ocasión, acumula dos derrotas (ante Málaga y Barça) y un triste empate en casa, ante un Racing que jugó medio partido con diez.

Ha pasado más de una década y el club rojiblanco ha crecido lenta pero progresivamente desde que abandonó el pozo de la Segunda. Enlaza dos campañas consecutivas en Champions y ha conseguido retener a dos de los mejores delanteros del mundo, Agüero y Forlán.

Obviando estos detalles, la gestión deportiva no ha satisfecho a una importante parte de la afición, que mostró su indignación en el duelo liguero ante los cántabros con una manifestación y varias pancartas en contra de Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil Marín, responsables de la entidad.

Crisis institucional

En el fatídico año del descenso a Segunda, además, se da la circunstancia de que el club vivía una convulsa crisis institucional, que derivó en una intervención judicial que descentró a la plantilla y la abocó al drama.

Además, había varios jugadores de relumbrón defendiendo la camiseta rojiblanca, como Kiko, Hasselbaink o Valerón, que no pudieron salvar la permanencia.

En esta ocasión, y pese a la crisis, el club es sostenible y estable, o eso al menos afirman sus dueños, y se espera que salga a flote. Además, el año pasado completó un primer tercio de campeonato liguero discreto, con pobres resultados ante todos los grandes, y al final fue capaz de remontar el vuelo y ser el mejor equipo en la recta final, logrando la anhelada cuarta plaza.

A ello se quieren aferrar todos los atléticos, aunque otro pinchazo en casa ante el Almería podría recrudecer la situación e instalar una peligrosa dinámica en un equipo muy tocado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento