Diego Pablo Simeone, en un partido con el Atlético de Madrid.
Diego Pablo Simeone, en un partido con el Atlético de Madrid. EFE

El Atlético de Madrid se ha impuesto en su visita al Cagliari (0-1), en un partido que ha servido de homenaje para el veterano Cossu, que saltó al césped como titular y curiosamente fue sustituido en el minuto 7 de encuentro, su dorsal durante tantas temporadas en el equipo sardo. Un detalle que no despistó al equipo de Diego Pablo Simeone para competir tan bien como nos tiene acostumbrados, y conseguir un resultado ya habitual en su casillero.

El técnico argentino salió al terreno de juego con un once realmente ofensivo. La noticia estuvo en las titularidades en defensa de Godín, Giménez y Filipe Luis, mientras que la composición del medio campo aventuraba bastante fluidez en campo rival. Con Koke y Saúl formando el doble pivote y Correa y Lemar en bandas, el nivel técnico en medio campo era altísimo. La delantera quedó reservada para Gelson Martins y el canterano Borja Garcés.

En el primer tiempo, el Atlético de Madrid logró asentarse con comodidad en campo rival, generando buenas situaciones de remate. Especialmente destacado estuvo Lemar, que abandonaba la banda izquierda, y entre líneas conseguía dar pausa y criterio a los ataques del cuadro colchonero. El 0-1 llegó en el minuto 33, después de un balón en profundidad sobre Gelson Martins, que aguantó bien la pelota en el corazón del área y mandó un centro chut que fue desviado por el meta local y empujado a la red por Borja Garcés.

En la segunda mitad, Digo Pablo Simeone hizo rotaciones masivas, pero aún así el cuadro rojiblanco consiguió estar constantemente en campo rival y generar muy buenas situaciones de remate para haber marcado el segundo. Se vio bien a Arias en el lateral derecho, subiendo de forma constante al ataque, aunue los más destacados fueron Joaquín y Mollejo, que tuvieron muy buenas situaciones de remate que no entraron por poco.