El Atlético de Madrid hipotecó sus opciones europeas y perdió la ventaja de depender de sí mismo en la última jornada con una derrota ante el Celta de Vigo (2-3) , al que dio vida en su sueño de mantener la categoría, en un duelo con excesivos regalos de la defensa rojiblanca.

Los rojiblancos añadieron otra decepción en casa, donde nunca encontraron la fórmula ante un rival necesitado, que se jugaba todo en su visita al Vicente Calderón y que lo demostró desde el primer minuto, con un planteamiento ofensivo y sin condiciones.

Llegó el 1-0, marcado en el minuto 28. Una indecisión de la defensa del Celta dejó el balón a Maniche, que envió un pase perfecto a Torres. El delantero tocó atrás para que Maxi Rodríguez firmara el primer gol.

Casi nada, dos minutos, duró la euforia en la grada del Vicente Calderón, porque en la siguiente jugada del Celta llegó el merecido 1-1, en un penalti de Seitaridis sobre Nené que Fernando Baiano transformó para equilibrar el encuentro, en ese momento con más ocasiones del Atlético, protagonizadas por Maniche, Petrov y Maxi Rodríguez y despejadas por un sobresaliente Pinto.

Segundo tiempo vigués

El segundo tiempo, al que se llegó con otra clarísima oportunidad de Baiano, mantuvo las esperanzas de permanencia del Celta. Sólo dos minutos después de salir del vestuario ambos equipos, Yago Yao, completamente solo en el área, remató con comodidad a la red. Era el 1-2, fruto de otro error defensivo local.

El conjunto gallego aceptó el regalo y administró el tiempo del partido, ya sin ritmo por las continuas faltas. Sólo una ocasión de Torres, otra vez de jugada individual, mantuvo la ilusión del Atlético de Madrid hasta que el francés Luccin allanó el camino al Celta con una nueva expulsión, otra más en el presente curso.

Y el bloque visitante marcó instantes después. El contragolpe lo culminó Baiano en el 1-3. Hubiera sido la sentencia para el partido, pero el equipo rojiblanco logró rápidamente el 2-3, otra vez marcado por Maxi Rodríguez, para seguir con opciones a veinte minutos de la conclusión del encuentro.

Ese tiempo no fue suficiente para cambiar el desenlace de un choque que dejó, de momento, al Atlético fuera de puestos europeos, tras 26 jornadas consecutivas entre los seis primeros de la clasificación, y que dio vida a los gallegos, a sólo un punto de la permanencia con una jornada por disputarse.

Ficha técnica:

2 - Atlético de Madrid: Leo Franco; Seitaridis (Kun Agüero, m. 55), Pablo (Perea, m. 72), Fabiano Eller, Antonio López; Galletti, Luccin, Maniche (Gabi, m. 84), Petrov; Maxi Rodríguez y Fernando Torres.

3 - Celta: Pinto; Angel, Lequi, Contreras, Placente (Yago Yao, m. 34); Pablo García, Borja Oubiña; Gustavo López (Núñez, m. 78), Canobbio (Vila, m. 88), Nené; y Fernando Baiano.

1-0, m. 28: Maxi Rodríguez culmina un toque de cabeza atrás de Fernando Torres. 1-1, m. 30: Baiano, de penalti. 1-2, m. 47: Yago Yao remata solo un saque de esquina. 1-3, m. 67: Baiano culmina un contragolpe. 2-3, m. 69: Maxi Rodríguez, tras un centro de Petrov.

Arbitro: Alfonso Pérez Burrull (C. Cántabro). Expulsó con roja directa a Luccin (m. 64). Amonestó a los locales Pablo (m. 71) y Petrov (m. 87) y a los visitantes Lequi (m. 3), Contreras (m. 53), Baiano (m. 61), Pablo García (m. 63) y Angel (m. 73).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo séptima y penúltima jornada de Liga en Primera División disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 45.000 espectadores, con presencia de unos mil seguidores del Celta de Vigo.