Atlético de Madrid
Los jugadores del Atlético celebran un gol esta temporada. (EFE)

El Vicente Calderón vivió un duelo loco ante el Almería. Si la afición rojiblanca se pensaba que ya lo había visto todo, comprobó cómo con el Atlético la capacidad de asombro nunca se agota.

En el minuto 5, el Atlético gozaba de una renta de 2-0 y el Almería había sufrido la expulsión de Rubén Pulido, autor del penalti sobre Agüero que dio origen al segundo tanto. El gol lo marcó Diego Forlán para convertirse en el máximo anotador uruguayo de la historia de la liga española.

Pero la lógica hace tiempo que huyó del Calderón. En siete minutos el Almería igualó, con un hombre menos, los dos tantos del Atlético y se hizo dueño absoluto de la contienda.

Con un juego de toque exquisito, los visitantes sonrojaron a los locales, que durante muchos minutos dejaron a la vista una impotencia alarmante y que estuvieron contra las cuerdas en una muestra de incapacidad angustiosa.

Alves ayudó al Atlético

Pero en vista de tanta extravagancia, el cancerbero brasileño Diego Alves decidió sumarse a la insensatez y regaló a Simao Sabrosa el tercer tanto para el Atlético. El portugués lanzó una falta directa al borde del área que iba fácil a las manos del portero, que falló ante la perplejidad del respetable.

Tardó tres minutos el Almería en anular la ventaja de nuevo. Lo hizo Alvaro Negredo, sólo dentro del área pequeña de Abbiati, a la salida de un córner.

El tanto fue un capítulo más del despropósito que se estaba presenciando, que tuvo continuidad con la expulsión de Juanito en el minuto 40 al ver la segunda tarjeta amarilla por una falta a Maxi Rodríguez. Simao hizo el cuarto poco después y, ahora sí, dejó el camino expedito para los de Javier Aguirre.

Segunda parte rojiblanca

El "Kun" Agüero se encargó de disipar las dudas que todavía atosigaban a la grada al marcar los dos últimos tantos de un encuentro disparatado, totalmente absurdo y en que lo de menos fue el fútbol.

Los tres puntos, no obstante, sitúan al Atlético en una posición de privilegio para aguantar en el último tramo de la competición en cuarto lugar que le asegura la presencia en Liga de campeones la próxima temporada. El Almería puede estar orgulloso de su rendimiento en Primera.

- Ficha técnica:

6 - At. Madrid: Abbiati; Antonio López, Pablo, Perea, Pernía; Maxi, Raúl García (Santana m.61), Camacho (De Las Cuevas m. 71) , Simao (Reyes m. 70); Forlán y Agüero.

3 - Almería: Diego Alves; Bruno, C. García, Pulido, Mané; Ortíz (Uche m. 75), Melo (Iriney m. 74), Juanito, Soriano (Aitor m.46); Crusat y Negredo.

Goles: 1-0: m. 2, Antonio López. 2-0: m. 5, Forlán, de penalti cometido sobre Agüero. 2-1: m.10, Felipe Melo. 2-2: m.17, Ortíz de disparo lejano. 3-2: m. 33, Simao, de falta directa. 3-3:m. 36, Negredor. 4-3: m. 45, Simao. 5-3: m. 54, Agüero. 6-3: m. 70, Agüero.

Árbitro: Alfonso Pérez Burrull (Colegio Cántabro). Enseñó tarjeta amarilla a Agüero y a Juanito por dos veces, por los que fue expulsado en el minuto 40. Expulsó con roja directa a Pulido (m.5) por derribar a Agüero en la jugada del penalti que dio origen al segundo tanto.