Estos atletas, entre ellos algunos de élite, como José Ríos, Carles Castillejo o José Luis Blanco, podrían participar por libre, ya que se sienten discriminados por la Federación Catalana. «En algunas comunidades autónomas, como Castilla-La Mancha, se subvenciona a los atletas con seis o siete millones de euros, mientras que en Cataluña no hay nada», explicó el presidente de la Comisión de Atletas Catalanes, Albert Segués.