La atleta Jennifer Goebel ha sido descalificada de una maratón norteamericana (Lakefront Marathon, Wisconsin).

El motivo fue que llevó durante la carrera un iPod, que estaba prohibido, junto a cualquier aparato electrónico. Al menos así lo dicen las normas de la carrera, aunque si bien es cierto que el debate que despertó esta normativa hizo que las autoridades deportivas suavizaran el reglamento y dejaran en manos del director de la carrera la defisión final.

Goebel fue descalificada tras llegar segunda a la meta. La primera, a su vez fue también descalificada pero la alegría le duró poco a esta corredora, que a los pocos minutos supo que ella también había sido excluida de la carrera por escuchar, al parecer, rock durante la prueba.

La atleta, que ha manifestado que encuentra ridícula esta decisión, ha propuesto celebrar una divertida carrera junto a sus amigos.