Marchena protesta al árbitro mientras Aduriz se lleva el balón.
Marchena protesta al árbitro mientras Aduriz se lleva el balón. Alfredo Aldai/EFE

Un golazo de Igor Gabilondo resucitó al Athletic de Bilbao en un partido agónico ante el Valencia (1-0).

Los de Mané tuvieron que echar mano de la heroica para aguantar en la segunda parte a un Valencia que tiró por la borda la primera pero que después fue a ganar sin tapujos.

Con esta victoria, la tercera que logra en lo que va de temporada en San Mamés, el conjunto rojiblanco se da un respiro y abandona los puestos de descenso a la espera de lo que hagan el Celta en Huelva y el Levante en casa ante el Betis.

Fuera de la ´Champions´

El equipo che, por su parte, se cae de los puestos de Liga de Campeones al dejar pasar una gran oportunidad de engancharse a la parte alta de la tabla y desaprovechar de la derrota del Barcelona en Zaragoza un par de horas antes.

El resultado final premió el tremendo esfuerzo local y su ambición por aprovechar la visita de un grande a ´La Catedral´ para recibir un importante impulso anímico que el permita reflotarse en la tabla, y castigó las concesiones visitantes con una alineación demasiado reservona.

Ambos equipos salieron de inicio con equipos un tanto sorprendentes. El Valencia porque dio prioridad al partido del martes ante el Chelsea sobre el de esta noche en Bilbao y dejó en el banquillo a varios de sus titulares indiscutibles, como Cañizares, Miguel, Ayala, Albelda, Joaquín y Villa.

El Athletic porque, aunque José Manuel Esnal ´Mané´ sacó a los jugadores previstos, los ubicó de manera muy diferente a como había ensayado durante la semana.

El Athletic recibe un importante impulso anímico con esta victoria
Presión desde el primer minuto

 

El encuentro comenzó como podía esperarse, con los locales ´mordiendo´ desde el primer minuto para hacer ver a los visitantes que por delante le esperaba una dura noche si solo pensaban en la Liga de Campeones.

Así, a base de presión e intensidad, el Athletic se hizo con el partido mientras el Valencia se quedaba agazapado a la espera de una contra. Por momentos, el conjunto rojiblanco era capaz de encerrar en su parcela al blanco a base de córners.

No obstante, ocasiones había muy pocas hasta que Gabilondo marcó un golazo de tacón.

La noche y el día

Tras el descanso las cosas cambiaron como de la noche al día, ya que el Valencia pareció olvidarse de la Champions.

Quique Sánchez Flores metió a Villa en el campo y el choque se escoró hacia la meta de Aranzubia.

Mané se dio cuenta rápido de que se le iba el partido y colocó a Murillo de pivote por detrás de los medios centros. Al unísono entro Joaquín y todo quedó claro: el Valencia iba a por el partido y Athletic trataba de aguantar como podía.

Y al final aguantó. Con sufrimiento, con una preciosa vaselina de Villa al larguero, con un poco de suerte...aguantó y puede seguir soñando con seguir un año más en Primera. El Valencia bastante tiene con el partido contra el Chelsea el próximo martes.

Ficha técnica:

1.- Athletic Club: Aranzubia: Expósito, Prieto, Sarriegi, Casas (Garmendia, min.44); Ustaritz (Yeste, min.82), Javi Martínez; Iraola, Joseba Etxeberria (Murillo, min.56), Gabilondo; y Aduriz.

0.- Valencia CF: Butelle; Curro Torres (Miguel, min.72), Albiol, Moretti, Del Horno; Marchena, Pallardó (Villa, min.46); Jorge López (Joaquín, min.56), Silva, Hugo Viana; y Angulo.

Goles: 1-0, min.28: Gabilondo.

Árbitro: Mejuto González (Colegio Asturiano). Mostró tarjeta amarilla a los locales Javi Martínez, Aranzubia y Murillo, y a los visitantes Moretti, Miguel y Marchena.

Incidencias: Unos 33.000 espectadores en San Mamés. Noche agradable y terreno de juego en buenas condiciones. Vigésimo novena jornada de Liga.