Athletic y Real Sociedad
Partido entre Athletic y Real Sociedad. EFE

El Athletic Club de Bilbao y la Real Sociedad vivirán este viernes (21.30 horas) el derbi vasco con el que abrirá la vigesimosexta jornada de la Liga BBVA y al que ambos llegan con diferentes motivaciones, contrarias a las de la campaña pasada.  

Así, hace un año, el conjunto vizcaíno vivía casi en una nube, con sus grandes actuaciones en la Europa League y brillando en la Copa del Rey, competiciones en las que alcanzó la final, mientras que el guipuzcoano se salvó con holgura aunque vivió un año irregular donde además perdió los dos choques con los de Marcelo Bielsa.

Eldía atípico no restará la afluencia de público

Ahora, en un día atípico, que no restará la afluencia de público, pero sí quizás algo del habitual ambiente festivo por las calles de Bilbao, y en la despedida de San Mamés como escenario de los derbis, son los de Philippe Montanier los que acuden reforzados a este choque donde su rival quiere tomar aire y alejar el temor de la zona 'caliente'.

El Athletic quiere festejar del mejor modo el 'centenario' en el banquillo de Marcelo Bielsa, que con su habitual franqueza ha reconocido que hace una "evaluación negativa" de su periplo en el banquillo rojiblanco. La condición de local y la necesidad pueden ser tanto acicates como losas para los 'leones', que saben que el choque es vital, tenga el tinte que tenga.

El equipo bilbaíno, con las dudas de Muniain y De Marcos, llega a la cita después de enganchar otra mala racha con dos derrotas consecutivas, una muy dolorosa en 'La Catedral' ante el Espanyol (0-4) y otra en La Rosaleda (1-0), que le deja a seis puntos del descenso. El sentir en el vestuario es que el fútbol no es malo, pero que está faltando contundencia tanto arriba, donde se echan de menos los goles de Aduriz, como atrás, donde se dan demasiadas facilidades.

La Real, tranquila

Por su parte, enfrente estará una Real Sociedad, animada por sus buenas sensaciones de las últimas jornadas pero sin excesiva confianza sabedores de que en un derbi de estas características, las fuerzas se igualan. Los donostiarras recuperan a Dani Estrada y David Zurutuza, una vez solucionado de su esguince. Ambos canteranos entran en la citación en detrimento de Cadamuro y José Ángel respecto a la pasada jornada.

Los de Philippe Montanier marchan en una positiva sexta posición, a cinco puntos de la cuarta plaza que da acceso a la Liga de Campeones, y no pierden desde el 6 de enero en el Santiago Bernabéu (4-3). En un buen  momento ofensivo, los realistas han sido protagonistas también por la nota anecdótica de haber jugado en sus últimos ocho partidos ante un rival en inferioridad numérica, otro dato que marca el derbi y más la actuación de un Undiano Mallenco, con el que el Athletic es poco dado a ganar.

Sin embargo, el conjunto guipuzcoano solo ha ganado un derbi en el siglo XXI en 'La Catedral'. Fue en la temporada 2000-2001, por 1-3, con goles de Jankauskas, De Pedro e Idiákez, y desde entonces sólo un empate a un gol en la 2006-2007, el año del descenso 'txuri-urdin'.