La plantilla del Athletic se mostró ayer indignada por las insinuaciones sobre supuestos favores arbitrales recibidos y las críticas del técnico del Valencia, Quique Flores, tras el partido del sábado.

«No me parece de recibo que un entrenador de un club de la categoría del Valencia haga ese tipo de declaraciones llamándonos poco menos que corruptos. Nosotros estamos tranquilos. Lo que tenemos lo hemos conseguido a base de puro huevo», señaló Tiko.

«Si dices eso, lo tienes que demostrar –añadió Tiko–, y, si no, te arriesgas incluso a tener una sanción. Todo este tipo de declaraciones en torno a estas sospechas caen por su propio peso. Es verdad que el presidente de la Federación es del Athletic pero, ¿cuántos años lleva este club sin ganar nada?»

Etxeberria se mostró después en la misma línea: «Bastante estamos ya sufriendo con nuestra situación, para aguantar que nos apedreen desde fuera. Vale ya de chorradas».