El presidente del Athletic Club de Bilbao, Aitor Elizegi, y el jugador Iñaki Williams
El presidente del Athletic Club de Bilbao, Aitor Elizegi, y el jugador Iñaki Williams ATHLETIC CLUB DE BILBAO

El Athletic Club contará con una importante ventaja a la hora de cuadrar sus cuentas por la ventaja fiscal aprobada por la Diputación Foral de Bizkaia. El decreto, publicado el pasado 23 de agosto, refleja la exención de tributación al 50% del bruto de las denominadas "rentas irregulares", entre las que se encuentran las fichas de los futbolistas del equipo rojiblanco.

El ahorro podría elevarse hasta los 15 millones de euros, según informa El Correo, tomando como base los 85 ‘kilos’ en los que se cifró la masa salarial de la plantilla en la pasada temporada. Eso sí, el beneficio sería para el conjunto bilbaíno, ya que acostumbra a negociar los salarios en cifras netas y es el que se hace cargo de abonar la cantidad correspondiente a los impuestos de sus jugadores.

El límite máximo para las rentas irregulares era de 300.000 euros desde 2014, pero el nuevo decreto que entrará en vigor con efecto retroactivo desde el 1 de enero elimina este tope. Por ello, el coste para el Athletic de una ficha de 4 millones era hasta ahora de 7,4 millones, pero con esta ventaja fiscal pasará a ser de 5,3 millones, según el citado medio.

Esta medida provocó la reacción del Deportivo Alavés y el Saski Baskonia, los equipos vitorianos de las máximas categorías de fútbol y baloncesto, ya que emitieron un comunicado en el que solicitan que se apliquen las mismas condiciones fiscales a sus jugadores.

Ambas entidades reconocieron que la iniciativa es “una noticia positiva y de gran importancia para el deporte”, pero consideran que pueden favorecerse de una ventaja competitiva al “aumentar la competitividad de los equipos en la contratación de jugadores, y en general elevar el nivel de los mismos, y las posibilidades de competir con otros clubes y sociedades anónimas deportivas que por muchas razones, tanto demográficas como de otra índole, disponen de mayor potencial económico”.

El límite de 300.000 euros eliminado en Bizkaia seguirá vigente en Guipúzcoa y Álava, por lo que “en aras a garantizar la competitividad de todos los equipos, de la propia competición en sí, y evitar tratamientos diferentes ante situaciones”  y afirman que “se trata de una medida que sería interesante extender al resto de territorios de la Comunidad Autónoma del País Vasco”.

Desde la Hacienda vizcaína aseguran que la iniciativa tiene como objetivo atraer a emprendedores y gestores de fondos que invierten en "start ups" para que contribuyan a crear un "ecosistema de emprendimiento”.