Susto en la expedición de Arabia Saudí en el Mundial de Rusia. Un motor del avión que desplazaba a los árabes a Rostov desde San Petersburgo se incendió en plena maniobra de aterrizaje, y tocó tierra en llamas, aunque no hubo que lamentar mayores incidencias.

"Todos los jugadores del equipo nacional saudí están a salvo, después de un fallo técnico en uno de los motores del avión, que acaba de aterrizar", escribió la Federación del país en las redes sociales.

El percance se produjo por un fallo técnico menor que no impidio que la selección llegase sin problemas a la ciudad rusa donde Arabia va a disputar este miércoles su segundo partido. Se enfrentan a Uruguay y buscarán un buen resultado que les permita soñar con el pase. Arabia Saudí está todavía sin puntos después de perder en su debut ante Rusia por 5-0.