Luis Rubiales, nuevo presidente de la RFEF.
Luis Rubiales, nuevo presidente de la RFEF. EFE

Luis Rubiales ha dedicado toda su vida al deporte y, en especial, al bienestar del deportista. Desde que debutara como defensa en el Motril con apenas 14 años, fue pasando de club en club sin excesivo éxito: su partido estaba fuera de los terrenos de juego. Este canario, criado en Granada, pasó sus mejores años como profesional en el Levante, con el que ascendió, además a Primera División, bajo el mando de Manolo Preciado.

Las lesiones le persiguieron y su carrera, por la que se ganó el apodo de 'Pundonor Rubiales', no llegó al punto álgido que se esperaba dada su calidad. Cuando el Levante entró en concurso de acreedores, fue él, como capitán, el que se encargó de lidiar con la Asociación de Ftubolistas Españoles (AFE) para regularizar la situación de toda la plantilla. Y ahí encontró su verdadera vocación.

Licenciado en Derecho y director deportivo por la Universidad Camilo José Cela, Rubiales le arrebató la presidencia de la AFA en 2010 a Gerardo González Movilla, que la ostentaba desde 1988. Desde su llegada, se puso firme del lado de los jugadores y no titubeó a la hora de convocar huelgas que afectaran a partidos de importante trascendencia. Quería lo mejor para los jugadores y estaba dispuesto a conseguirlo; el pundonor que le valió el apodo en el campo le serviría también en los despachos. No iba a cesar en su lucha.

Bajo su mandato se han mejorado las condiciones laborales del colectivo de futbolistas, se ha creado un fondo al que se deriva parte del dinero de los derechos audiovisuales para garantizar la inserción laboral de los futbolistas una vez concluida su carrera. Con él se ha integrado a las futbolistas femeninas en la AFE.

El reto de 'Pundonor Rubiales'

Luis Rubiales quiere cambiar el fútbol. Su revolución en la AFE quiere revivirla en la Real Federación Española de Fútbol y, tras la victoria en las elecciones, tardará, seguro, poco en poner en marcha su estrategia. Transparencia, compromiso y colaboración son pilares básicos de su programa electoral para la RFEF. El bienestar de jugadores, clubes, federaciones territoriales y todos los actores del fútbol español, su máxima prioridad.