Celia Barquín
Fotografía de archivo facilitada por el COE de la golfista Celia Barquín Arozamena, asesinada en Estados Unidos, cuyo cadáver fue hallado en el campo de golf Coldwater, en la localidad de Ames, en el estado de Iowa. EFE

El asesino de la golfista española Cellia Barquín, Coolin Richards, ha sido condenado a cadena perpetua. El asesinato se produjo el pasado mes de septiembre de 2018 en la universidad en la que la deportista estudiaba, en Iowa, Estados Unidos.

Richards, que en primaria instancia se había declarado inocente, confesó su culpabilidad y ahora ha sido condenado por la fiscal del condado de Story a cadena perpetua sin posibilidad de libertad.

Celia Barquín apareció muerta en el campo de golf de Coldwater Links, donde estudiaba Ingeiería Civil y practicaba su deporte favorito, del que era una de las grandes promesas mundiales. Natural de Torrelavega, Barquín tenía apenas 22 años.

Fue asesinada por Richards a puñaladas mientras trataba de defenderse. "Mi corazón está con la familia de Celia con la esperanza de que este resultado les brinde cierto nivel de conforto", declaró la fiscal encargada del caso, Jessica Reynolds.