Pieto
El delantero bosnio del Alavés, Ermedin Demirovic (d), celebra un gol ante la presencia del portero del Málaga, Andrés Prieto. EFE

En Primera y Segunda División, el sistema de ascensos y descensos es bastante sencillo.

No pasa así con la tercera y la cuarta categoría del fútbol español. Es decir, a partir de Segunda B y Tercera, la cosa se complica, sobre todo en cuanto a los ascensos.

Así es el sistema de competición.

Primera División

Descenso: descienden directamente los 3 últimos clasificados de la Liga.

Segunda División

Ascenso: suben a la máxima categoría, y directamente, los 2 primeros clasificados después de disputar la liga recgular. El tercero, el cuarto, el quinto y el sexto juegan una liguilla de la que saldrá el tercer equipo que asciende. El enfrentan el tercero contra el sexto y el cuarto contra el quinto. Los ganadores de ese duelo juegan entre sí y de ahí saldrá finalmente el equipos que asciende a Primera.

Descenso: los 4 últimos clasificados bajan directamente a Segunda B, la tercera categoría del fútbol español.

Segunda B

Ascenso: dividida en cuatro gupos de 20 equipos cada uno, la Segunda B es una categoría en la que no se asciende directamente. Los cuatro primeros clasificados de cada grupo disputan una liguilla para determinar los ascensos. Un torneo dividido así: por un lado, líderes de los cuatro grupos; por otro, los doce equipos restantes (segundo, tercer y cuarto clasificado de cada grupo). Del grupo de los cuatro primeros clasificados salen dos ascensos a Segunda. Los otros dos ascensos salen de esa mini liguilla con los doce equipos restantes que disputan unos playoffs eliminatorios en un durísimo camino para ascender.

Descenso: bajan 18 equipos en total a Tercera. 16 salen del descenso directo de los 4 últimos clasificados de cada grupo. Y los otros 2 descensos salen de una liguilla que juegan los quintos por la cola de cada grupo.

Tercera

Ascenso: hasta 72 equipos luchan cada año por ascender a Segunda B, de los que solo 18 equipos lo harán. Juegan una prmoción que se divide así: por un lado, los campeones de los 18 grupos; por otro, los 54 equipos restantes que acabaron sus grupos en segundo, tercer y cuarto puesto. Suben los 9 ganadores de los enfrentamientos entre los campeones de cada grupo. Por otro lado, los 9 nueve ascensos vienen de otra liguilla en la que entran en juego los 9 perdedores del grupo de los campeones más los 54 equipos restantes. De ellos, tras un playoff, quedarán 36, de los que luego quedarán 18 y, tras un último enfrentamiento a doble partido, saldrán los 9 que también ascienden a Segunda B.