Después de tres temporadas de peregrinación en Segunda, el Real Valladolid tiene todas las papeletas para regresar la élite del fútbol español la campaña 2007/08.

Líder indiscutible de la categoría, el equipo que entrena José Luis Mendilíbar tiene un colchón de 20 puntos a falta de once jornadas para la conclusión del campeonato respecto al cuarto clasificado, el Ciudad de Murcia. Si los perseguidores no fallan (Ciudad de Murcia, Poli Ejido, Xerez y Numancia) y los vallisoletanos tampoco, el conjunto de Zorrilla podría el broche de oro a su gran temporada con el ascenso a Primera el próximo 6 de mayo ante el Almería en el estadio Mediterráneo (jornada 36).

Las previsiones más optimistas hablan de que el éxito llegará en apenas tres jornadas, el 22 de abril ante el Tenerife en el Rodríguez López, con lo que el equipo se embolsaría una prima por lograr el objetivo antes de mayo. Para ello, los de Mendilíbar tendrían que ganar al Castilla, al Vecindario y al Tenerife y pinchar los demás.

Seis meses sin perder

A día de hoy, el Valladolid, que saldó su último compromiso liguero ante el Málaga con una trabajada victoria (1-0) gracias al gol de Toché, acumula seis meses sin perder y tiene el récord de encuentros invictos en la División de Plata, con 24 partidos, que estaba en poder del Espanyol que dirigía el ex seleccionador nacional José Antonio Camacho desde la temporada 1993/94.

También asustan sus números: 20 partidos ganados, ocho empatados y sólo tres perdidos; es el equipo menos goleado de Segunda, con 21 tantos encajados, y el segundo más goleador (48), sólo superado por el Almería (52).

Manchev vuelve a entrenar

El delantero búlgaro del Real Valladolid, Vladimir Manchev, regresó ayer a los entrenamientos tras recibir el alta médica después de ser intervenido de una rotura en el tabique nasal, por lo que podría estar a disposición del técnico del equipo, José Luis Mendilíbar, para el partido del sábado (18.30 horas) ante el filial del Real Madrid.