Granada y Elche
El chileno del Granada, Fabián Orellana (c) controla el balón ante los defensas del Elche, durante el partido de ida de la Promoción de ascenso a Primera División, disputado esta noche en el Estadio Nuevo Los Cármenes. EFE

Granada CF y Elche firmaron tablas sin goles en la ida de la eliminatoria de ascenso a Primera División en un choque igualado en el primer tiempo pero dominado claramente por los locales tras el descanso y que tuvo un dramático epílogo con un penalti parado hasta en dos ocasiones por Jaime a Abel Gómez.

Los visitantes contuvieron muy bien a su rival y hasta tuvieron sus opciones al inicio aunque los andaluces mandaron sobre el campo cada vez más con el paso de los minutos y, ya con Geijo en acción, los postes evitaron dos veces el tanto local antes de la doble pena máxima marrada por Abel en el último suspiro del choque.

El Granada arrancó el choque menos volcado que en otros partidos como local, lo que no impidió que en los seis primeros minutos Ighalo y Collantes ya pusieran a prueba a un seguro Jaime.

El Elche, cómodo en el campo y sin renunciar a tener el esférico, respondió con peligrosos disparos de Mantecón y Cristóbal, aunque las mejores ocasiones del primer acto las desperdició un activo Dani Benítez, primero con un tiro fuera tras jugada personal y después al encontrarse con Jaime en una contra. Xumetra, también en un ataque rapidísimo de los suyos, pudo adelantar al Elche pero Roberto paró bien la pelota en el mano a mano.

Final de infarto


El Granada empujó mucho en el segundo tiempo en busca del gol que le diera ventaja en la eliminatoria, un tanto que rozó otra vez Dani Benítez y sobre todo, Orellana con un cabezazo que se marchó fuera por centímetros en el minuto 52 ante un Elche centrado en defender el 0-0 y que solo se acercó con disparos esporádicos de Cristóbal y Albacar.

La salida de Geijo, un mes después de lesionarse, revitalizó el ataque local y solo el poste evitó el tanto del hispanosuizo en la ocasión más clara de todo el partido (m.77) junto al posterior disparo al larguero de Abel Gómez (84), acción que acabó con gol de Collantes anulado por mano por Pino Zamorano.

Cuando estaban a punto de cumplirse los tres minutos de descuento, el claro penalti cometido sobre Geijo fue parado hasta en dos ocasiones por Jaime al ordenar Pino Zamorano repetir el lanzamiento de Abel Gómez.

Enfrentamientos

Una vez concluido el encuentro, la plantilla del Elche tuvo que emprender el viaje de vuelta por carretera en un autobús con varias lunas rotas, al haber perdido el avión. El autobús había sido apedreado a la salida del estadio de Los Cármenes por un grupo de hinchas violentos del equipo local.

La expedición ilicitana tenía previsto regresar a Elche en el mismo vuelo chárter que la llevó a Granada, pero no pudo llegar al Aeropuerto de Granada antes de que éste cerrara.

Los lanzamientos de objetos entre radicales de las dos aficiones una vez finalizado el choque provocaron varias cargas policiales contra ambas hinchadas.