Torres y Hyland
Torres y Hyland, en el Genk-Chelsea. REUTERS

El Arsenal y el Chelsea no pudieron ganar sus respectivos partidos de Liga de Campeones, celebrados este martes, tras empatar ante el Olympique de Marsella y el Racing Genk, respectivamente, en una jornada en la que el Barcelona goleó en Praga y el Valencia cogió aire para seguir con vida.

El conjunto 'gunner', que sigue liderando el grupo F, desaprovechó la oportunidad de cerrar su presencia en los octavos de final al igualar sin goles ante el Marsella. Los franceses, bien plantados en el Emirates, desbarataron las mejores ocasiones del encuentro, la gran mayoría en botas de un Van Persie que comenzó desde el banquillo.

El Borussia Dortmund consiguió vencer al Olympiakos griego

Además, en el otro partido del grupo, el Borussia Dortmund consiguió vencer (1-0) al Olympiakos griego para sumar su primer triunfo en la máxima competición continental. Los de Jurgen Klopp ganaron merced a un único tanto de Grosskreutz que coloca a los campeones de la Bundesliga con 4 puntos en la tercera posición. Los griegos se quedan últimos.

En el grupo E, el Chelsea también se olvidó de sacar los tres puntos ante el Genk y materializar su presencia en los octavos de final. Los 'blues' se adelantaron en el marcador gracias al gol de Ramires, pero David Luiz falló un penalti. Tanto perdonar que los londinenses acabaron encajando el tanto del empate a la hora de partido por mediación de Vossen.

Quien sí salió victorioso por primera vez en la temporada en esta edición de la Liga de Campeones fue el Valencia. Los de Unai Emery ganaron 3-1 al Bayer Leverkusen con goles de Jonas, Soldado y Rami. Su triunfo le coloca con 5 puntos, a uno de su víctima de este martes.

El Barça depende de sí mismo para ser primero

En el otro grupo con representación española, el Barcelona goleó al Viktoria Plzen por 0-4 y ya depende de sí mismo para acabar el grupo como primer clasificado ya que --ganando al BATE en casa-- le serviría con un empate en San Siro para garantizarse el factor campo en los octavos.

El partido restante del grupo H dejó el sorprendente empate del Milan en su visita al BATE bielorruso (1-1). Ibrahimovic adelantó a los italianos, pero Bressan marcó de penalti la igualada, la cual también sirve al cuadro 'rossonero' para certificar su pase a octavos.

Además, en el grupo G destacó la victoria del APOEL Nicosia sobre el Oporto, con goles de Almeida y Manduca, que le mantienen en el liderato y muy cerca de clasificarse. En el otro encuentro de la jornada, el Zenit doblegó al Shakthar por 1-0.