La XXVI Copa África, que durará hasta el próximo diez de febrero, comenzó ayer en Ghana y el equipo anfitrión sufrió más de lo esperado para derrotar a Guinea (2-1). Gyan, futbolista de Ghana, abrió el marcador en el minuto 54, pero sólo diez minutos después el guineano Kalabane estableció el empate que parecía definitivo hasta que Muntari, de un potente disparo con la pierna zurda desde 30 metros, le dio la victoria a las Estrellas Negras. Hoy debutan la selección de Mali, con su máxima estrella, el sevillista Kanouté, ante Benin y Costa de Marfil, uno de los favoritos al título, frente a Nigeria.