Arranca la NBA: todos contra los Golden State Warriors

Kevin Durant y LeBron James, en una imagen de archivo.
Kevin Durant y LeBron James, en una imagen de archivo.
EFE

Tras más de cuatro meses de espera, vuelven las ojeras para los amantes de la NBA. Las madrugadas se llenan de nuevo del que, quizás, sea el mayor espectáculo deportivo del mundo en una temporada que se presenta, además, apasionante. Y no, no es un tópico. No hay más que ver cómo se han reforzado varios equipos para plantar cara a los vigentes campeones, los Warriors, en la que bien se podría denominar la ‘era de los superequipos’.

Es imposible no considerar a Golden State muy favorito al título. La llegada el verano pasado de Kevin Durant tuvo el efecto esperado, y convirtió a los californianos en un equipo absolutamente inaccesible para los demás. La prueba perfecta fueron los playoffs, en el que tuvieron un arrasador balance de 16 victorias por solo una derrota, en la final ante los Cavs.

Precisamente el equipo de Ohio parecía el único rival que podía hacer frente a los Curry, Kevin Durant, Klay Thompson, Draymond Green y compañía hasta ahora. De hecho, Cleveland fue capaz de ganar a Golden State en las Finales de 2016. Ahora, el panorama ha cambiado y los Cavaliers son un equipo distinto... aunque muy, muy competitivo. Kyrie Irving decidió abandonar la nave, rumbo a Boston, y al proyecto de LeBron James se han unido un All-Star como Isaiah Thomas (aunque lesionado hasta 2018) y dos ex MVP (Dwayne Wade y Derrick Rose) para tratar de repetir la gesta de hace dos temporadas.

Tremendo también el equipo que han hecho los Celtics, que juntan a Irving, Gordon Hayward y Al Horford con el objetivo claro de ser, de nuevo, alternativa por el anillo.

En el Este, poco más tras Cavs y Celtics. Washington Wizards (Wall-Beal), Toronto Raptors (Lowry-DeRozan-Ibaka) y Milwaukee Bucks (un Antetokounmpo al que muchos señalan como favorito al MVP) podrían hacer un buen año, pero aún no parecen suficiente potencial para luchar por el campeonato. Y_el resto de equipos han perdido mucho, mucho potencial.

Todo lo contrario sucede en el Oeste, más salvaje que nunca. Además de los Warriors, se han formado otros dos superequipos. En Houston, uno de los equipos más divertidos de ver por su estilo veloz y la facilidad de prácticamente todos sus jugadores para tirar triples, a James Harden se le ha unido Chris Paul, uno de los mejores bases de este siglo. Y en Oklahoma, al vigente MVP Russell Westbrook se han unido Carmelo Anthony, en busca de su ansiado primer anillo, y Paul George.

Además, no conviene descartar a equipos como los San Antonio Spurs (atención al año de Kawhi Leonard), los nuevos Timberwolves con Jimmy Butler junto a Karl-Anthony Towns y Wiggins, los Denver Nuggets (el fenómeno Nikola Jokic junto a Paul Millsap), los Clippers en la era post-Paul y los Pelicans con sus torres gemelas (Anthony Davis y DeMarcus Cousins).

Nueve españoles

Marc Gasol: Pívot, Memphis Grizzlies. Considerado como uno de los mejores pívots de la NBA, el gran nivel en el Oeste limita sus opciones al anillo. Objetivo: los playoffs y ser All-Star.

Pau Gasol: Pívot, San Antonio Spurs. Esta temporada, cumplirá 38 años, habrá que ver su rol en unos Spurs que ya no son favoritos en el Oeste. El tercer anillo de Pau no parece cerca.

Ricky Rubio: Base, Utah Jazz. Nueva etapa en su séptimo año. Jugará en unos Jazz sin Hayward pero que aspiran a playoffs. ¿Dará el paso que le falta para ser una estrella?

José Manuel Calderón: Base, Cleveland Cavaliers. Hasta el regreso de Isaiah Thomas, será el base suplente de Rose en los_Cavs. Luchará por el anillo de la NBA junto a LeBron James.

Serge Ibaka: Ala-pívot, Toronto Raptors. Su primera temporada completa en Toronto. Tanto él como su equipo necesitan dar un paso adelante para optar a jugar la Final del Este.

Nikola Mirotic: Ala-pívot, Chicago Bulls. Los Bulls están en reconstrucción, y debe demostrar que puede ser un gran jugador en la NBA. Año clave para el hispano-montenegrino.

Willy Hernangómez: Pívot, New York Knicks. Su gran año rookie puede hacer que tenga un rol importante en unos Knicks que comienzan de cero sin Carmelo y buscan talento joven.

Juancho Hernangómez: Alero, Denver Nuggets. Denver ha hecho un equipo con el que luchar por todo, por lo que habrá que ver el rol de un Juancho que dejó buena impresión el año pasado.

Alex Abrines: Alero, Oklahoma City Thunder. Su equipo ha fichado a grandes estrellas (Carmelo, Paul George), pero ha debilitado el banquillo, y ahí tendrá sus opciones de ser importante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento