Induráin, informado de la noticia del dopaje de Armstrong, señaló que no tiene mucha base para opinar del asunto, aunque subrayó que le sorprende que salga a la luz seis años después. "¡Qué quieres que te diga! El sabrá y él dirá, no sé nada del tema, pero me parece mal que algo de 1999 se remueva ahora cuando ha pasado todo, me parece raro y no sé quién tendrá autorización para hacer eso", manifestó Induráin.

Me parece mal, me parece extraño y no sé si hasta es legal guardar esas muestras

El ex corredor navarro añadió: "Me parece mal que después de unos años se empiece a remover, me parece extraño y no sé si hasta es legal guardar esas muestras".


En relación con esta noticia, L'Equipe recuerda que en 1999 el test de orina de la EPO no existía y que sólo fue validado por la Unión Ciclista Internacional en abril de 2001.

Induráin señaló al respecto: "Son normas contradictorias. No sé cómo está exactamente el reglamento ni cómo estaba entonces, eso tendrá que ser la UCI la que se pronuncie, pero me parece extraño empezar ahora a remover algo de entonces".

Sobre la defensa de Armstrong, en la que el estadounidense asevera que "jamás" ha tomado "drogas que pudiesen mejorar los resultados" y califica como "periodismo de escándalo" las informaciones publicadas por el diario L'Equipe, Induráin comentó: "Están yendo a por él en Francia desde hace algunos años, pero no sé ni cómo está el tema y han pasado unos cuantos años para empezar a pasar cuentas de entonces".

"Todo lo que sea relacionado con Armstrong son noticias, ahora la historia es si es verdad o no, el otro día salía algo sobre si el test no era fiable, hay muchas dudas", concluyó Induráin.

NOTICIAS RELACIONADAS