Diego Buonanotte
El argentino Diego Buonanotte, de espaldas, celebra un gol marcado a la selección olímpica de Serbia (REUTERS) REUTERS

La selección argentina de fútbol, que venció a Serbia (2-0), estableció un nuevo récord olímpico: el de victorias consecutivas en los Juegos. El equipo que dirige Sergio Batista encadenó su novena victoria seguida y desempató con Uruguay y Hungría, selecciones que más victorias consecutivas habían logrado (8).

La última derrota de Argentina en competición olímpica data de los Juegos de Atlanta de 1996, cuando cayeron en la final frente a Nigeria (3-2). En Sidney (2000) el fútbol albiceleste no estuvo presente y en Atenas (2004)
contaron sus partidos por victorias, seis de seis. De la mano de Marcelo Bielsa fueron de la capital helena con un oro, 17 goles a favor y ninguno en contra.

No es el único récord que ha batido Argentina en este torneo olímpico. También se llevó el de minutos consecutivos imbatidos, 593. La albiceleste olímpica arrebató este registro a España, que lo había situado en 552 minutos entre Moscú'80 y Barcelona'92, cuando de la mano de Vicente Miera ganaron el oro olímpico.

Serbia, fácil

Batista, con la clasificación asegurada, alineó ante Serbia un equipo cargado de suplentes y dio descanso a Messi, Agüero, Riquelme o Garay, entre otros. La apuesta le salió bien y el equipo "B" respondió logrando un triunfo que deja a la albiceleste como primera de su grupo. Holanda será su rival en cuartos de final el sábado.

El comienzo del partido fue un monólogo argentino. Bien asentado atrás con la novedad del capitán Mascherano como central, quien se sintió muy cómodo y poco exigido, y con Banega y Gago sirviendo balones muy profundos, el equipo argentino ahogó a los balcánicos.

Las ocasiones se multiplicaron. Antes de cumplirse los primeros diez minutos el portero serbio ya había salvado providencialmente un mano a mano con Lavezzi, Di María no concretó un gran centro de Gago y otra vez Lavezzi acabó en el suelo cuando encaraba la portería serbia.

El gol no se hizo esperar. A los 13 minutos Banega le colocó un balón perfecto en el borde izquierdo del área a Di María y éste fue arrollado por Jovanovic. El penalti lo convirtió Lavezzi con remate raso y ajustado al palo. La ventaja tranquilizó el juego argentino y Serbia, obligada desesperadamente a ganar, buscó marcar con más ímpetu que ideas.

Ficha técnica

2. Argentina: Sergio Romero; Nicolás Pareja, Javier Mascherano, Federico Fazio; Pablo Zabaleta, Fernando Gago, Ever Banega, Ángel di María; Diego Buonanotte, José Sosa (Luciano Monzón, m. 67); Ezequiel Lavezzi (Lautaro Acosta, m. 73).

0. Serbia: Vladimir Stojkovic; Marko Jovanovic (Nenad Tomovic, m. 43), Aleksandar Kolarov, Goiko Kacar, Slobodan Rajkovic; Dusko Tosic, Aleksandar Zivkovic (Nikole Gulan, m. 67), Milan Smiljanic; Liubomir Fejsa, Zoran Tosic (Dusan Tadic, m. 86) y Miljan Mrdakovic.

Goles: 1-0, m. 13: Lavezzi, de penalti. 2-0, m. 84: Buonanotte.

Árbitro: Abdula Al Hilali (Omán). Mostró tarjeta amarilla a Lavezzi (m. 7), Banega (m. 43), Pareja (89) y por Serbia a Zivkovic (m. 26), Tosic (m. 62), Gulan (78), Tomovic (79) y Dusko Tosic (91).

Incidencias: Partido de la tercera y última jornada del grupo A de fútbol de los Juegos Olímpicos, disputado en el estadio de los Trabajadores, que registró casi lleno con 53.000 espectadores. Kobe Bryant, estrella del equipo estadounidense de baloncesto y confeso admirador de Messi, presenció el partido en el palco.