Martín Palermo
Martín Palermo, delantero de Argentina, celebra con rabia su gol ante Perú.

El veterano Martín Palermo, con un tanto marcado en el tercer minuto de prórroga, salvó a Argentina del incendio y le dio la victoria por 2-1 ante Perú, resultado que deja al equipo de Diego Maradona en carrera para la obtención de una plaza en el Mundial 2010.

El goleador del Boca Juniors aprovechó un rebote frente a la portería peruana tras un centro de Federico Insúa y anotó con un toque corto de zurda en el momento en que su equipo y 42.000 aficionados en los graderíos estaban al borde de un ataque de nervios.

Argentina se juega ahora la clasificación en UruguayLa selección peruana, que casi no salió de su campo en la primera parte, superó a los de Maradona en todo momento en la segunda e igualó con un cabezazo de Hernán Rengifo a los 89 tras la apertura del marcador por parte de Gonzalo Higuaín a los 47.

Los peruanos desnudaron con su juego dinámico y ofensivo de los segundos 45 minutos todos los problemas tácticos y anímicos de Argentina, que tendrá ahora que disputar con Uruguay, en Montevideo, una plaza para Sudáfrica.

Palermo, el máximo goleador en activo del fútbol argentino, en el dique seco de la selección durante una década tras malograr tres penaltis en la Copa América de Paraguay'99, corroboró su vigencia y justificó su convocatoria cuando está a punto de cumplir 36 años.

Ficha técnica:

2. Argentina:
Sergio Romero, Jonás Gutiérrez, Rolando Schiavi, Gabriel Heinze, Emiliano Insúa, Enzo Pérez (m.46, Martín Palermo), Javier Mascherano, Ángel Di María, Pablo Aimar (m.76, Federico Insúa), Lionel Messi y Gonzalo Higuaín (m.68, Martín Demichelis).

1. Perú: Leao Butrón, Amilton Prado, Carlos Zambrano, Walter Vilchez, Alberto Rodriguez, Josepmir Ballón, Rainer Torres, Nolberto Solano (m.65, Roberto Palacios), Juan Vargas, Luis Ramírez y Johan Fano (m.72, Hernán Rengifo).

Goles: 1-0, m.47: Gonzalo Higuaín. 1-1, m.89: Hernán Rengifo. 2-1, m.93: Martín Palermo.

Árbitro: René Ortubé (BOL). Amonestó a Zambrano.

Incidencias: Partido de la penúltima jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial 2010 disputado en el estadio Antonio Liberti, "Monumental", del River Plate, ante unos 41.000 espectadores.