Undiano Mallenco, Muñiz Fernández y Pérez Burrull
Undiano Mallenco, Muñiz Fernández y Pérez Burrull 20minutos.es

No se sabe hasta qué punto los clubes implicados en la conquista de la Liga estarán moviendo maletines... pero si hablamos de intercambio de acusaciones a la labor arbitral, la certeza es total y absoluta. Y el Sevilla, escocido aún por los tres presuntos penaltis no pitados en Mallorca, acapara todos los focos en este sentido.

Y es que el conjunto hispalense, que tiene que ganar y esperar el pinchazo de Real Madrid y Barcelona para ser campeón, se ha quejado amargamente durante toda la semana del arbitraje recibidio en Son Moix por parte de Iturralde González.

Si el Sevilla mete un gol con la mano, todos presos" (Chevanton).

Además, recuerdan favores arbitrales a los dos grandes de nuestro fútbol, como el gol con la mano de Messi al Espanyol o el tanto de Sergio Ramos al Deportivo, precedido de una mano de Van Nistelrooy.

“Todavía queda un domingo para que nos dejen hacer un gol con la mano, como en el caso de Barcelona y Madrid”, apuntó irónicamente Maresca. En la misma línea se mostró su compañero Chevantón. ”Si el Sevilla mete un gol con la mano, todos presos. Los penaltis de Mallorca con total seguridad se los hubieran pitado a favor a Madrid o Barcelona, porque es así y siempre será así. Benefician más a los grandes que a los más chicos”, explicó el uruguayo.

"Estoy convencido de que si esos penaltis no se los pitan a equipos grandes la repercusión sería enorme ", apuntilló el técnico, Juande Ramos.

Undiano, en el clásico

Los árbitros, pues, de los tres partidos decisivos por la Liga estarán más que nunca en el punto de mira de media España.

Alfonso Pérez Burrull, del colegio santanderino, será el encargado de arbitrar el duelo entre el Sevilla y el Villarreal. Una de sus actuaciones más polémicas de esta campaña la firmó en el Camp Nou, donde expulsó a Ronaldinho por propinar una patada a un jugador del Getafe y provocó la ira de los de Rijkaard por considerarla muy rigurosa.

Y hablando del Barça, será el trencilla navarro Undiano Mallenco quien administre justicia en el partido entre los azulgrana y el ya descendido Nástic.

Múñiz Fernández, que arbitrará el encuentro del Bernabéu, expulsó a David Beckham ante el Betis.
Undiano ya pitó uno de los encuentros más influyentes, y a la vez hermosos, de la temporada: El Barça - Real Madrid (3-3). Pese a la repercusión y a la dificultad de ese encuentro, salió medianamente airoso del trance, aunque tuvo que soportar cierta voces críticas desde la Ciudad Condal, que le recriminaron no haber expulsado a Sergio Ramos o Diarra y omitir un posible penalti sobre Ronaldinho en el tiempo de descuento.

Por último, el ovetense César Muñiz Fernández ha sido designado para el Real Madrid-Mallorca.

Hace tres jornadas ya pitó un partido con etiqueta de decisivo, el Atlético de Madrid-Barcelona, que se saldó cun un marcador tan contundente (0-6) que no deparó ninguna polémica arbitral.

Por el momento, el balance para los madridistas con este colegiado es alentador (dos victorias, un empate y una derrota esta temporada), pero Beckham, crucial para el Madrid en este desenlace de Liga, no le guarda muy buen recuerdo. Y es que le expulsó en el último minuto del partido frente al Betis por una entrada violenta del inglés, que se tomó la justicia por su mano tras ser derribado por un defensa, y le mostró una tarjeta amarilla en Bilbao, por pérdida de tiempo, que fue revocada por el Comité, provocando la huelga de celo arbitral en la redacción de las actas.