Un árbitro de la polémica final de Copa del Rey de baloncesto pide perdón: "Seguiré dándole vueltas toda mi vida"

El entrenador del FC Barcelona, Svetislav Pesic, habla con uno de los árbitros de la final de Copa.
El entrenador del FC Barcelona, Svetislav Pesic, habla con uno de los árbitros de la final de Copa.
EFE

El Clásico que dirimió la Copa del Rey de baloncesto en la temporada 2018/19 quedará para siempre marcado por la polémica victoria del Barcelona. Las decisiones arbitrales generaron un enorme enfado en el Real Madrid, hasta el punto de abrir un cisma y una amenaza de abandonar la ACB.

Los jueces de aquel partido fueron los principales señalados. Además de quedarse sin arbitrar en la siguiente jornada de Liga, han sufrido notables presiones y muchas críticas. Uno de ellos, Miguel Ángel Pérez Pérez, ha hablado por primera vez sobre lo ocurrido en una entrevista para 'La Voz de Galicia'.

El árbitro gallego volvió a pitar en ACB el pasado fin de semana, en el Manresa-Canarias, después de cinco jornadas fuera del reparto de partidos. "El sistema con el que trabajamos es así, y lo sabíamos de antemano. El hecho de que no te designen te fastidia, eres deportista y lo que quieres es pitar, pero no puedes hacer otra cosa. No hay manera de cambiarlo. Tienes que seguir trabajando hasta que te llegue de nuevo la oportunidad y seguir demostrando el nivel que tienes", se justifica.

Aquellos instantes finales del Barcelona-Real Madrid le perseguirán para siempre. "Aún sigo dándole vueltas, seguiré dándole vueltas toda mi carrera, toda mi vida. Más vueltas de las que le he dado yo, no se las va a dar nadie, salvo mi compañero. No se me va a olvidar nunca", admite.

Pérez Pérez considera, dos meses después, que se precipitaron. "En el videomarcador se reprodujeron las mismas imágenes que estábamos viendo en el «Instant Replay». En esos veinte segundos, la televisión ya había ofrecido todas las repeticiones desde todos los ángulos posibles. Si hubiéramos ido a la mesa, y hubiésemos visto todas las tomas, habríamos tomado la decisión contraria", reflexiona. "Decidimos sobre las dos primeras tomas, que no eran las buenas. Ese fue nuestro gran error, no haber pedido más imágenes", señala.

En cualquier caso, niega las acusaciones de haber actuado influidos por algún interés oculto. "No tiene ningún sentido. No conozco a ningún árbitro que haya tenido la desfachatez de equivocarse conscientemente", zanjó al respecto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento