Ana Paula Oliveira
Foto de archivo (06/05/2007) de Ana Paula de Oliveira, la árbitra brasileña con mayor proyección mediática. EFE/JONNE RORIZ
Ana Paula Oliveira, la árbitra brasileña más conocida por sus curvas que por su trabajo en el terreno de juego, fue reprobada este jueves en un examen de capacidad física para renovar su ficha en el cuadro de jueces de la FIFA.

Ana Paula, de 29 años y que posó para el Playboy brasileño, no logró cumplir con las marcas exigidas en las pruebas realizadas en Sao Caetano do Sul, interior del estado de Sao Paulo, y corre el riesgo de quedar fuera de la temporada de 2008.

De ratificarse este escenario la joven, que ha encendido polémicas en el mundillo del fútbol local y es odiada como árbitra por algunas de las hinchadas organizadas de clubes, probablemente perderá su credencial de la FIFA.

Poco después de terminar el examen, Oliveira argumentó que está lesionada y que no se presentará la semana que viene en una segunda prueba para renovar su registro.

Alegó que prefiere recuperarse por completo de lesiones para intentarlo de nuevo dentro de 45 días en Río de Janeiro.

"El fútbol es así"

"Estaba entrenándome fuerte para lograrlo, pero tuve inflamaciones en los huesos de las dos piernas. Estaba con el 80 por ciento de mi capacidad física y no pude llegar a un nivel mejor, el fútbol es así", declaró la joven a periodistas.

Dos de sus errores como auxiliar le costaron la eliminación al Botafogo en la semifinal de la Copa de Brasil ante el Figueirense. También cometió errores graves en un partido entre el Santos y el Sao Paulo.

Estos fallos le acarrearon a la joven sanciones de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) que la suspendió de los partidos de primera división.