Álvaro Arbeloa
Álvaro Arbeloa, es una foto de archivo (EFE). Angel Díaz / EFE

En la cabeza de Álvaro Arbeloa sólo hay hueco para la eliminatoria ante el Madrid. Mientras, nos habla de su vida en Liverpool y de su afición a las nuevas tecnologías, invirtiendo incluso en un nuevo desarrollador de negocios en Internet: sync.es.

¿Por qué ha decidido adentrarse en el mundo empresarial?

Es algo fácil porque desde pequeño he estado vinculado al mundo de internet. Además, tal y como están las cosas es un sector muy interesante. Y creo que es rentable.

¿Cuál es su implicación en este proyecto?

Yo estoy más implicado en el fútbol (risas). Es mi hermano el que me tiene al tanto de todo y me pone al día de los nuevos proyectos.

No creo que volviese al Real Madrid. Estoy muy contento en Liverpool

Y tiene hasta página web…

Sí, pero en construcción (risas). La cerré y ahora la estamos remodelando para ponerla al día.

Llega el Real Madrid-Liverpool. ¿Es un partido especial?

Sí, es muy especial. Por todo lo que implica una eliminatoria de Champions como ésta, por jugar en un estadio como el Bernabéu y por mi pasado en el Madrid, donde estuve cinco años.

¿Volvería al Real Madrid?

No, no creo. Estoy muy contento en Liverpool. Es algo que no me planteo ahora. Además, el Madrid tiene todos sus puestos bien cubiertos.

¿Cree que Benítez entrenará algún día al Madrid?

¡Es la pregunta del millón! (risas).  Condiciones tiene, ha crecido en la casa, ha ganado títulos y ha demostrado que es un entrenador de primer nivel.

¿Cómo se le gana a este ‘nuevo’ Madrid?

Es complicado. El Madrid está a un nivel muy alto y llega al partido pleno de moral tras las goleadas en Liga al Sporting y al Betis. Nosotros tenemos que volver a nuestra forma para poder plantar cara a este equipo.

¿Qué tiene en Liverpool que no tenía aquí en España?

Profesionalmente, he ganado en calidad de vida. No tenemos distracciones. Allí, al futbolista se le respeta mucho.

Habrán hecho ‘piña’ todos los españoles del Liverpool…

Sí. Quedamos habitualmente los cinco (Reina, Torres, Alonso y Riera), ya sea solos o con nuestras familias, que también quedan entre ellas. A veces para comer o para cenar. Así conseguimos ser más felices.

¿Cómo es un día normal suyo en Liverpool?

Es muy tranquilo. Me levanto, paseo a mi perro antes de ir a entrenar, desayuno y me voy a entrenar, de donde salgo a las 13.30. Allí puedo comer o vuelvo a casa con mi novia. Tengo toda la tarde libre para descansar o ir de compras.

Quedamos habitualmente los cinco (Reina, Torres, Alonso y Riera) junto con las familias; así somos más felices

¿Cómo va su inglés?

No me va mal (risas). Llevo aquí dos años y me defiendo, pero hay que darle más caña.

Y en su tiempo libre…

Paso mucho tiempo en Internet, hablando con mis amigos y mi familia.

¿Por qué Torres ha explotado en el Liverpool?

Se liberó de la responsabilidad que tenía en el Atlético, de la presión de los medios. En Liverpool sólo está preocupado de jugar y eso le ayuda.

¿Estamos hablando de un futuro Balón de Oro?

Sí. Condiciones tiene. Este año quedó tercero y si el Liverpool hubiera ganado algún título…

En una palabra, ¿cómo define el día que España fue campeona de Europa?

Inexplicable… y algo muy esperado. Llevábamos muchos años esperando esto, tanto la afición como nosotros.

Y ahora nueva etapa con Del Bosque…

Está complicado ir a la selección, pero yo estoy contentísimo de entrar en las convocatorias. Del Bosque sabe que puedo jugar en ambas bandas, de central... eso es lo importante para mí.

¿Un resultado para el Madrid-Liverpool?

No me mojo, porque digo un resultado y luego pasa lo contrario (risas).