Loic Leferme
Loic Leferme en una imagen de archivo. (Reuters) REUTERS/Pascal Deschamps

El francés Loic Leferme, poseedor del récord del mundo de inmersión absoluta, falleció por una parada cardiaca mientras se entrenaba en la bahía de Villefranche-sur-mer, en Niza.

Los bomberos que atendieron al cinco veces poseedor del récord del mundo intentaron en vano reanimarle con masajes cardiacos.

Loic Leferme, de 36 años, consiguió el 30 de octubre de 2004 el récord del mundo de inmersión absoluta "sin límites" consiguiendo 171 metros de profundidad en la bahía de Villefranche-sur-Mer.

La categoría de "sin límites" está considerada como la disciplina reina de la apnea y en ella se desciende con un peso y se asciende con un globo. La principal dificultad consiste en afrontar la presión extrema de las profundidades a las que se llega.