Gustavo Munúa, portero del Deportivo de La Coruña ha sido condenado hoy a seis meses de cárcel por agredir a su compañero Dudú Aouate.

El juez considera probado que el uruguayo le propinó un puñetazo al israelí el pasado viernes día 11. A pesar de la condena, Munúa no ingresará en prisión si paga una multa de 3.600 euros. Por este incidente los dos guardametas permanecen apartados del equipo. Sin embargo, el Depor ya ha archivado el expediente disciplinario que abrió a Aouate y mantiene abierto el de Munúa.

Dudú Aouate y Gustavo Munua, se vieron las caras en el juzgado de Betanzos, donde se va a celebrar un juicio rápido después de que la Fiscalía decidiera actuar de oficio en el incidente ocurrido en el vestuario, cuando Munua le atizó un puñetazo al israelí.

Apartados

Los dos jugadores siguen apartados del equipo y no volverán hasta que hagan las paces, de acuerdo al criterio de Miguel Ángel Lotina, el técnico.

>
El club también le abrió un expediente disciplinario a ambos, que en el caso de Aouate fue archivado el pasado lunes.

La vista de hoy servirá para confrontar la versión de cada uno de los jugadores. Aouate asegura que recibió el puñetazo sin aviso previo y sin mediar palabra, mientras Munúa defiende que hubo una discusión entre ambos.