Antonio Brown, junto a Tom Brady durante su único partido con los Patriots
Antonio Brown, junto a Tom Brady durante su único partido con los Patriots. Instagram

Una de las estrellas de la NFL cuelga las botas. Se trata de Antonio Brown, quien ha pasado de ser el receptor mejor pagado de la liga de fútbol americano a durar solo uno días en los New England Patriots, su último equipo, y todo en medio de un escándalo por varias acusaciones de acoso sexual contra el jugador.

Brown fue cortado por los vigentes campeones de la NFL solo 11 días después de firmar debido a las denuncias hechas públicas los días 10 y 16 de este mes de septiembre.

La primera corresponde a Brittany Taylor, una exentrenadora de Brown, quien presentó una demanda civil por tres episodios de acoso sexual. Esta denuncia supuso la suspensión del receptor, que se perdió la primera jornada de la NFL al encontrarse en medio de un proceso judicial en su contra, aunque finalmente no fue suspendido y pudo debutar en la segunda (con touchdown incluido).

No obstante, solo unos días después salió a la luz una nueva acusación, emitida por una artista que trabajó para Brown que denuncia un nuevo caso de acoso sexual y violación. El agente de Brown, Drew Rosenhaus, negó todas las acusaciones.

Este parece ser el último capítulo de la historia de Antonio Brown en la NFL, que contiene tantos éxitos deportivos como escándalos extradeportivos. No en vano los Patriots son el tercer equipo en dejar libre al receptor, que comenzó su trayectoria en los Pittsburgh Steelers en 2010 y fue traspasado en 2019 por problemas con su compañero Ben Roethlisberger.

Algo parecido le ocurrió en los Oakland Raiders, que le convirtieron en el receptor mejor pagado de la NFL pero también le dieron la baja por diferentes capítulos de indisciplina y sus continuas protestas públicas por los castigos internos del club.  

"Ya no jugaré en la NFL. Los dueños pueden cancelar contratos y hacer lo que quieran. Veremos si la NFLPA los responsabiliza. Es triste que puedan anular el dinero garantizado. Estos dueños pueden cancelar los acuerdos cuando quieren, es triste que no respeten las garantías. Ya veremos si pagan los 40 millones", criticó Brown, que también ha perdido su contrato publicitario con Nike, en el anuncio de su retirada.

Los Patriots apostaron por Brown ofreciéndole 15 millones de dólares para disputar la temporada 2019-20, pero han preferido cortar su trayectoria tras solo un partido disputado, provocando una oleada de reacciones y comentarios sobre el asunto.