Piqué
El defensa del FC Barcelona Gerard Piqué celebra el gol que ha marcado, el tercero de su equipo ante el Espanyol, durante el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey. EFE

La Comisión Antiviolencia, que tiene previsto reunirse este viernes en la sede del ministerio del Interior, estudiará en uno de sus puntos del orden del día los polémicos cánticos por parte de la hinchada del Espanyol en su partido contra el Barça y las declaraciones que Gerard Piqué realizó el miércoles a la finalización del encuentro.

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) presentó ante Antiviolencia un escrito denunciando algunos de los cánticos que se escucharon en el estadio de Cornellà-El Prat en derbi liguero, del pasado 2 de enero. Concretamente, la Liga ha decidido denunciar los gritos de "¡uhhh!" que se escucharon desde un sector indeterminado de la grada contra el jugador del Barcelona Neymar Jr., después de que a éste se le señalara un fuera de juego.

Incitan a la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte

El resto de cánticos que, según entiende la LFP, "incitan a la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte", los identifica en las zonas donde se ubican 'La Curva' y 'Juvenil 1991', los grupos de animación organizados y más radicalizados del equipo blanquiazul.  Así, la Liga ha denunciado los cánticos de "¡Puta Barça, eh!" y de "¡Luis Enrique, tu padre es Amunike!" que se escucharon varias veces durante el encuentro y que provenían de alguno de estos dos sectores.

En el comunicado, La Liga destaca, en cualquier caso, que "el comportamiento del resto de espectadores presentes en el estadio fue absolutamente correcto" y que el club ejecutó, como es habitual, las medidas preventivas antiviolencia: carteles en diversos accesos al recinto y emisión de mensajes contrarios a la violencia en el fútbol en el vídeo marcador del estadio.

Antiviolencia aprovechará, además, para analizar el comportamiento de Gerard Piqué. Tras el derbi, el catalán habló con la prensa y dijo: "Se denominan una maravillosa minoría. Espero no sean tan minoría como el otro día que no llenaron el campo. A ver si lo llenan en la vuelta", refiríendose a la afición del conjunto espanyolista. Declaraciones que sentaron muy mal al club perico.

Además, en los últimos tiempos, ha estado muy activo creando polémica en las redes sociales. Del internacional se han discutido especialmente dos tuits con alta repercusión. El 2 de diciembre, coincidiendo con la alineación indebida de Cheryshev en Cádiz, publicó un mensaje lleno de emoticonos mofándose del error del club blanco.

Luego, después de una cadena de declaraciones de Arbeloa que Piqué contestó ("no es amigo, es un cono-cido") y la aparición de Granero en el pique, mostró otro con los 24 títulos que ha conquistado como jugador del Barça bajo el mensaje: "para mis superiores".

Debido a esto, los miembros de la Cominsión, muy comprometida junto a LaLiga en la lucha contra cualquier manifestación que pueda generar el más mínimo brote de violencia, entienden que las declaraciones de Piqué merecen al menos ser estudiadas y ser puestas sobre la mesa para comprobar si son susceptibles de algún tipo de advertencia o incluso de sanción.