Real Madrid - Barcelona
Arbeloa intenta robar el balón a Messi durante un Real Madrid - Barcelona. EFE

La Comisión contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte ha admitido a trámite la denuncia presentada por la Federación de Discapacitados Intelectuales de Cataluña (Dincat) por cánticos vejatorios contra personas con discapacidad en el campo del Real Madrid.

Según ha informado este lunes Dincat, federación que agrupa a mas de 300 entidades sociales que atienden a 30.000 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo en Cataluña, la comisión antiviolencia les ha solicitado que aporten documentación de audio y vídeo sobre el partido del Madrid-Barça, donde se escucharon gritos de "subnormal".

La comisión antiviolencia también ha trasladado el escrito de denuncia al Real Madrid para que pueda presentar alegaciones.

Dincat considera que el uso de "subnormal" como insulto atenta contra la dignidad del colectivo Según la denuncia, la afición del Real Madrid cantó durante el partido del Madrid-Barça del mes de octubre en el estadio Santiago Bernabéu expresiones vejatorias como "ser del Barça es ser un subnormal" o "Messi es un subnormal".

Dincat considera que el uso del calificativo "subnormal", o similares, como insulto y menosprecio al rival atenta contra la dignidad del colectivo.

La federación catalana de la discapacidad intelectual ha informado de que ya dispone de las imágenes y del audio del partido y hará llegar el material a Antiviolencia como prueba en las próximas horas.

Dincat ha asegurado que esta acción "no es contra un club concreto, pero que Antiviolencia no actúa si no hay una denuncia hacia una entidad, un hecho y unas personas específicas". De hecho, la comisión desestimó el primer escrito presentado porque la denuncia no se dirigía contra nadie en concreto y era genérica.

La federación de discapacidad ha insistido en que estos comportamientos "son intolerables e impropios de los valores que promueve el deporte" y ha avisado que "no permitirá que los clubes sigan amparando estos cantos ofensivos sea en Madrid, en Barcelona o en cualquier otro lugar".