Se cumplen 10 años de la final de la Eurocopa 2008

Fernando Torres celebra el gol ante Alemania en la Eurocopa de 2008.
Fernando Torres celebra el gol ante Alemania en la Eurocopa de 2008.
EFE

El 29 de junio de 2008, la selección española consiguió un hito histórico que, además, supuso el arranque de una época gloriosa en la que dominaron el mundo del fútbol. Ese día, el Ernst Happel de Viena albergó la final de la Eurocopa de Austria y Suiza, en la que la España de Luis Aragonés se impuso a la Alemania de Joachim Low, con el recordado gol de Fernando Torres en el minuto 33 de partido.

Aquel momento marcó un antes y un después. España llegaba al torneo con la vitola de gran equipo pero que, a la hora de la verdad, no cumplía las expectativas. Aragonés había sido vilipendiado de manera masiva por la prensa, hasta que llegó un torneo en el que tanto los jugadores como el cuerpo técnico tenían claro que podían ganar.

Empezaron a creer cuando rompieron la histórica barrera de los cuartos de final, en los penaltis en los que tumbaron a Italia. Las paradas de Iker Casillas y el gol definitivo de Cesc Fábregas en aquella tanda fueron clave para que cambiara el 'chip' del equipo. La goleada a Rusia hizo creer aún más: sabían que estaban a un encuentro de alcanzar la gloria, el primer título en color desde la Euro de 1964 y el gol de Marcelino.

La victoria en la final empezó antes del pitido inicial. Los jugadores que disputaron aquel partido tienen claro que fueron las charlas de Luis Aragonés las que marcaron el primer gol. El 'Sabio de Hortaleza' enseñó al grupo a creer: "Del subcampeón no se acuerda nadie. Hemos venido aquí a ganar la Eurocopa".

Además de Aragonés, quien pasó a la historia fue el autor del gol. Acababa de cruzar la media hora de partido, cuando Torres se desmarcó, recibió un pase de tiralíneas de Xavi Hernández y superó por arriba a Lehmann en un tanto que ya es historia del fútbol español.

En una entrevista a Marca para conmemorar la gesta de 2008, Torres recuerda cómo Aragonés le 'empujó' a ser el héroe del partido. "Me cogió a solas en un pasillo antes de salir al campo. Allí me puso contra la pared y me agarró del pecho. Me dijo: 'Es nuestro momento, Niño. Va a salir usted ahí fuera, va a marcar dos goles y vamos a ser campeoens de Europa'. Después, me hizo la señal de la cruz en la frente y me dejo ir", recuerda.

Las redes se han inundado de recuerdos de aquel día. Desde Iker Casillas, el capitán de aquel grupo, pasando por patrocinadores o la propia cuenta oficial de la Selección, los aficionados de la Selección recuerdan cómo vivieron el gol que convirtió a España en un imperio futbolístico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento