Miguel Ángel Angulo, el último descartado por Ronald Koeman para volver a jugar en el Valencia, afirmó hoy que no hay "motivos lógicos" que expliquen la medida, por lo que cree que la decisión se debe a un "problema personal", al tiempo que insistió en que siente que le han clavado "un puñal muy hondo en el corazón".

Miguel Ángel Ruiz, director deportivo de la entidad, comunicó el pasado martes a su representante, José Luis Tamargo, que el club no volvería a contar con el polivalente futbolista asturiano, con contrato hasta junio de 2010.

"Tengo un dolor muy fuerte en el corazón. Me han clavado un puñal muy hondo. Me lo he quitado, pero tengo una cicatriz ahí que tardará en curarse y hasta que eso ocurra pasara un tiempo", confesó el jugador, para el que no vale una justificación técnica para su descarte.

No entiende los motivos

"Mi aportación se basa en dos partidos. Por tanto la decisión técnica por la que quieren vender que ha sido, a mi no me vale. A mi no me justifica la salida del club", afirmó.

"Me queda pensar que ha sido un problema personal de Koeman, Miguel Ángel Ruiz (director deportivo) o de Juan Soler (presidente) conmigo; un problema que, si existe, lo desconozco por completo. Lo que sí quiero dejar bien claro es que Miguel Ángel Angulo no tiene ningún problema ni con Koeman, ni con Ruiz, ni con Soler".

"De todas las formas posibles, ésta ha sido sin duda la peor de despedir a un jugador, por teléfono. Tal vez no me lo hayan dicho a la cara porque estaba enfermo, pero con una llamada del presidente o del entrenador hubiera sido bastante, pero es que no han tenido ni siquiera el valor de dirigirse a mi para darme la noticia y ha sido a través de mi representante", indicó Angulo.

Un referente silencioso

En su palmarés están todos los últimos grandes éxitos del Valencia: dos Ligas (2002 y 2004), una UEFA (2004), una Copa del Rey y la Supercopa de España (1999) y la Supercopa de Europa (2o04). También disputó las dos finales de la Champions League que el equipo perdió (2000 y 2001).

Angulo ha jugado 415 partidos en torneos oficiales (299 de Liga y 83 en competiciones europeas), en los que ha logrado 64 goles, muchos de ellos decisivos.