Andrea Dovizioso durante los entrenamientos
Andrea Dovizioso durante los entrenamientos DUCATI PRESS - Archivo

Andrea Dovizioso afronta este año su duodécima temporada en la máxima categoría del mundial de motociclismo. Dovi es un héroe a la sombra. Un piloto que siempre 'incordia' en los puestos de cabeza pero que nunca ha logrado la gloria, superado por los campeones de los últimos años y por el gran héroe italiano, Valentino Rossi.

Ascendió en 2007 a MotoGP tras dos subcampeonatos seguidos en 250cc y sólo tres años después de coronarse campeón de 125cc. Desde entonces, 51 podios y 12 victorias en la categoría reina, con dos subcampeonatos en los últimos dos años que, dado el incontestable dominio de Marc Márquez, saben a victoria.

El piloto de Ducati afronta con ilusión y ambición la temporada aunque en los test previos no ha tenido la mejor de las fortunas, con registros de tiempo por debajo de lo esperado. Sin embargo, las pruebas nada tienen que ver con las carreras: "Estoy convencido de que estaremos listos para jugar nuestras cartas desde la primera carrera".

Así es 'Dovi'. Optimista y luchador, dos cualidades que le dotan de esa paciencia necesaria para aguardar su momento, para ser un  líder a la sombra y demostrar su valía desde el podio mundial.

Una mejoría evidente en los dos últimos años

De las 12 victorias de Andrea Dovizioso en MotoGP, diez han sido en las dos últimas temporadas. Una regularidad aplastante que le ha llevado a ser subcampeón dos años consecutivos y a hacer crecer sus opciones de cara a un posible título.

La hegemonía de Marc Márquez complica el asalto al trono, pero 'Dovi' ha demostrado con creces que no se le puede borrar de la lista de candidatos.

Él mismo ha declarado a lo largo de la pretemporada que está convencido de que será una temporada más competida que la pasada, en la que Márquez lograba su quinto título mundial de MotoGP. Al menos, a ilusión, a 'Dovi' pocos le ganan.