Carlo Ancelotti, entrenador del Real Madrid, dijo este viernes en rueda de prensa que se siente "respaldado" por su club tras los pitos que recibió de la afición blanca el pasado fin de semana y aseguró con ironía que su "mano floja" a lo largo de su carrera le permitió ganar tres Ligas de Campeones.

Así salió al paso el técnico italiano cuando fue cuestionado en la víspera del choque ante el Athletic por su supuesta falta de mano dura con la plantilla del Real Madrid, que el domingo pinchó contra el Villarreal tras empatar 1-1 en el estadio Santiago Bernabéu.

"Me siento respaldado por el club desde el primer día que estoy aquí. En este sentido no tengo problema. Por otra parte, creo que he tengo mucha experiencia con la mano dura. Todos los años desde que empecé, cuando había problemas, me preguntaban eso. La mano floja me ha permitido ganar tres Champions", explicó.

Silbado por los aficionados madridistas cuando cambió a Isco Alarcón por Asier Illarramendi a falta de 16 minutos para el final del encuentro frente al Villarreal, desveló que no se arrepiente de aquel cambio y dijo que era necesario para dar "equilibrio" a su equipo.

Ancelotti declaró mantener la "confianza" en sus jugadores y dejó claro que el Real Madrid se encuentra en un momento "importante" de la temporada con muchos partidos importantes en el horizonte (se enfrentará mañana al Athletic, luego al Schalke 04, después al Levante y el 22 de marzo al Barcelona en el Camp Nou).