La gallega, que logró su mejor salto en el tercer intento, fue de menos a más y demostró su gran momento de forma. La de A Coruña firmó el registro más brillante de su carrera y sólo fue superada por la venezolana Yulimar Rojas, que consiguió la mejor marca mundial del año para llevarse el oro (14,63), y por la jamaicana Kimberly Williams (14,48), plata.

Peleteiro llegó a ir segunda antes de la última tanda de saltos. Sin embargo, el quinto intento de la caribeña la privó de subir al segundo escalón, aunque el 'adiós' de la estadounidense Keturah Orji, líder del ránking con 14,53 metros, ayudó a que llegase la medalla. La americana se quedó fuera del podio con 14,31.

Es la primera presea para España en esta disciplina en un Mundial en pista cubierta, además de la número 33 en la historia para el atletismo español. Peleteiro, de 22 años, había sido campeona del mundo junior en 2012 y séptima en el Mundial al aire libre del pasado verano.

Peleteiro, séptima también del ránking mundial, demostró su crecimiento en los últimos años de la mano del técnico cubano Iván Pedroso, entrenador de la venezolana Rojas y una auténtica garantía de éxito para su evolución. A sus 22 años, la gallega ha conseguido el hito más grande de su prometedora carrera.

Además, la medalla de bronce supone el relevo -una década después- a Carlota Castrejana, todavía récord de España en triple salto (14,64 metros) y quién se proclamó campeona de Europa en esta misma pista y en esta misma prueba en 2007.