Pancarta Camp Nou
Una pancarta de "Catalonia is not Spain" -Cataluña no es España-, en una foto de archivo (AGENCIAS). AGENCIAS
El presidente de la Federación de Fútbol de Estados Unidos, Sunil Gulati, hizo público el martes por la noche un comunicado oficial en el que expone con claridad la postura de su organización con respecto a la polémica surgida entorno al partido amistoso que la selección nacional de su país iba a disputar contra Cataluña.

Gulati fue categórico en su comunicado al destacar que no se disputará el partido, previsto para el próximo 14 de octubre, al menos que reciban de manera oficial la aprobación por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

"Es cierto que tenemos un acuerdo para jugar contra Cataluña, pero también, como en todo los contratos que firmamos directamente con un miembro de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), existe una cláusula en la que para que se dispute el partido tiene que haber la aprobación del organismo oficial con representación ante el máximo organismo mundial", destaca el comunicado.

Cataluña desea jugar el partido y nosotros podríamos hacerlo, pero no lo haremos

"Hasta la fecha, la Federación Española no ha aprobado el partido y estamos esperando conocer lo que será su última palabra, algo que podría darse al final de la presente semana", explica Gulati.

Reconsideración

"Ellos desean disputar el partido y nosotros podríamos jugarlo, pero no lo haremos, al menos que la Federación Española de Fútbol lo apruebe", subrayó Gulati. "La decisión final la tomaremos al final de la presente semana y será ateniéndonos, estrictamente, a recibir la aprobación que necesitamos", aseveró.

"Si hay aprobación jugaremos, de lo contrario no lo haremos, es así de simple", agregó Gulati.

El máximo dirigente de la Federación de Fútbol de Estados Unidos al contestar sobre la razón por la que la RFEF se opone a la disputa del partido, dijo que la decisión fue tomada por votación hacía dos semanas y que esperaban que hubiese una reconsideración.

El máximo dirigente de la Federación de Fútbol de Estados Unidos reiteró que desconocía los motivos por los que su homóloga española se había opuesto a la celebración del partido.

"Les hemos solicitado que nos dé una nota oficial, que todavía no hemos recibido, y todo lo que sabemos es a través de los informes periodísticos", señaló Gulati.