Alves durante la reciente final de la Supercopa contra el Real Madrid.
Alves durante la reciente final de la Supercopa contra el Real Madrid (EFE) Echavarri / EFE

Parece que Daniel Alves se queda en el Sevilla. El Chelsea, cansado de esperar, ha contratado a Belletti y sus esperanzas de recalar en el club inglés se desvanecen.

Ocurre lo mismo con el Real Madrid: tras fichar a Robben por 36 millones de euros y traspasar a Cicinho al Roma, parece poco probable que los blancos se atrevan a desembolsar otros 35 millones por el jugador del Sevilla.

Alves se enteró del fichaje de Belletti en Argelia, donde disputó un amistoso con Brasil. Según varios testigos, el jugador se mostró muy abatido por la noticia.

Una 'rajada'

Esta tarde regresa a Sevilla y varios medios sevillanos aseguran que llega muy enfadado con el club y con José María del Nido, presidente sevillista, que el martes aseguraba que había vuelto a rechazar dos ofertas por el jugador.

Condenado a quedarse en el Sevilla, el jugador puede soltar una "rajada" contra el presidente en la rueda de prensa posterior al entrenamiento de este jueves, apuntan en los mentideros periodísticos de Sevilla.

El representante del jugador, José Rodríguez Baster, ya ha hecho unas declaraciones que apuntan en ese sentido: "Daniel tendrá que quedarse. Del Nido ha ganado esta batalla pero en realidad perdemos todos. Mejor no digo nada más porque puedo decir alguna barbaridad".