Álvaro Morata vuelve a salvar al Real Madrid, que se pone líder tras ganar al Athletic

Álvaro Morata marcando el gol definitivo del Real Madrid-Athletic.
Álvaro Morata marcando el gol definitivo del Real Madrid-Athletic.
EFE

El Real Madrid no jugó un buen partido ante el Athletic. Cometió errores groseros atrás que bien pudieron haberle costado no solo un empate, sino también una derrota. Pero el empuje de Bale y el olfato de Morata le dieron tres puntos que dejan a los de Zidane líderes de la Liga.

Fue una primera parte rara, en la que los blancos jugaron como a tirones, y el planteamiento valiente de los bilbaínos les complicó en exceso. Pese al inmejorable inicio de partido, con gol de Karim Benzema a pase de Isco tras un grave error defensivo del conjunto vasco, nunca se encontró cómodo en el partido el Madrid.

El dominio de los de Zidane fue a rachas, y las llegadas eran tanto para un equipo como para otro, y en el descontrol fue el Athletic el que encontró su premio. El mojado terreno de juego provocó muchos fallos en los jugadores y en uno de ellos, el balón se quedó suelto en el área madridista y Sabin Merino no tuvo más que fusilar a Keylor para poner el empate en el marcador.

Cogió el mando del partido el Madrid, pero siguió dando demasiadas facilidades atrás y los contragolpes bilbaínos fueron constantes. Las mejores ocasiones del Madrid estuvieron en las botas de Cristiano, pero en la primera de ellas no acertó a rematar un centro de Bale tras una gran jugada por la banda izquierda y en la segunda dudó entre pasar y chutar en un mano a mano escorado y, finalmente, Iraizoz evitó el gol.

Otro error defensivo del Madrid pudo cambiar el signo del partido al poco de comenzar la segunda mitad, pero Williams no aprovechó el regalo y en el mano a mano ante Navas lanzó el balón demasiado alto.

Se lanzaron los blancos a por todas en busca de la victoria con dos protagonistas: uno, Cristiano, de forma negativa. El luso sigue peleado con el gol en este inicio de temporada y marró una ocasión tras otra. Primero un remate a bocajarro a centro del galés, después uno disparo solo desde la frontal.

Zidane tiró de Morata y el canterano  volvió, de nuevo, a responder. El enésimo centro peligroso de Bale lo remató el canterano, lo detuvo Iraizoz y el balón quedó muerto para que Morata no tuviera más que empujarlo al fondo de la red cuando quedaban menos de diez minutos para el final.

Apenas quedaba tiempo, pero el Athletic tuvo su ocasión para empatar. Nuevamente Iñaki Williams se quedó solo ante Keylor tras un error grosero en el pase de Varane, pero el costarricense le sacó el disparo al joven delantero y la victoria se quedó en Madrid, aunque antes dio tiempo a presenciar el enésimo error de Cristiano, absolutamente solo ante Iraizoz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento