Alpinistas fallecidos en Canadá
El equipo de rescate, durante las tareas de recuperación de los cuerpos de los montañeros David Lama, Hansjörg Auer y Jess Roskelly, fallecidos en Howse Peak, Canadá. Parks Canada / EFE

Las autoridades canadienses informaron este lunes de que los montañeros austriacos David Lama y Hansjörg Auer y el estadounidense Jess Roskelly fallecieron el 16 de abril tras haber alcanzado la cima del Howse Peak, en el oeste del país.

Portavoces de Parks Canada, el organismo encargado de la gestión de los parques naturales en el país, revelaron durante una conferencia de prensa que Lama, de 35 años, Auer, de 28, y Roskelley, de 36, fallecieron cuando una avalancha les alcanzó mientras descendían de la montaña por su cara este.

Los tres montañeros, considerados entre los mejores del mundo, habían iniciado ese mismo día el ataque a la cara este del Howse Peak, considerada como una de las montañas más difíciles y técnicas de las Rocosas canadienses.

La ruta por la cara este del Howse Peak, de 3.395 metros de altitud, silo fue abierta en 1999.

Los cuerpos de los tres montañeros fueron recuperados el domingo en la base de la cara este de la montaña, informaron las autoridades canadienses.

Los trabajos de recuperación de los tres montañeros, en los que participaron 12 personas, fueron dificultados por las condiciones meteorológicas y el hecho que ninguno de los alpinistas portaban balizas para avalanchas.

Las autoridades también señalaron que a pesar de la experiencia de los tres montañeros, la avalancha, por sus características, hizo imposible su supervivencia.

Avalanchas mortales

Esta temporada, seis personas, incluidos Lama, Auer y Roskelly, han fallecido a consecuencia de avalanchas en los parques nacionales canadienses de Banff y Yoho, donde se encuentra el Howse Peak.

La primera señal de que los tres montañeros habían sufrido algún tipo de accidente se produjo el pasado martes cuando el grupo no se puso en contacto con el padre de Roskelly, el también conocido alpinista John Roskelley.

El miércoles, John Roskelly informó a Parks Canada de que su hijo no se había comunicado tras iniciar el ascenso tal y como estaba previsto.

Parks Canada envío un helicóptero a la montaña, que se encuentra en un lugar de difícil acceso, y su personal avistó señales de avalanchas así como equipo de montañismo disperso en la cara este de Howse Peak.

En declaraciones el jueves al periódico estadounidense The Spokesman Review, John Roskelly añadió que los equipos de rescate también descubrieron un cuerpo, pero Parks Canada no quiso confirmar este extremo.

"Están muertos. No están desaparecidos", dijo entonces John Roskelley sobre su hijo, Lama y Auer.