El español Fernando Alonso (Renault) declaró nada más imponerse en el Gran Premio de Singapur, que tardará un par de días en asimilar que ha vuelto a ganar una carrera de Fórmula Uno.

"Tardaremos un par de días en asimilar que hemos vuelto a ganar una carrera. Pensé que este año iba a ser imposible", dijo Alonso nada más bajarse del primer peldaño del podio, en el que no estaba desde hace un año y 19 días.

Es como cuando el Numancia gana al Barcelona o al Real Madrid

"Ayer tuve mala suerte, pero hoy ha sido lo contrario. El primer coche de seguridad me ayudó muchísimo", reconoció el español, que salió desde la decimoquinta plaza por culpa de una avería en la sesión de clasificación.


Al describir la estrategia de su equipo, Alonso dijo: "Al principio pensamos en hacer una sola parada, pero el temor por los frenos nos hizo cambiar y hacerlo a dos y luego ver qué pasaba".

"El ritmo en carrera ha sido bueno. El coche ha estado excelente hoy", agregó un exultante Alonso en la rueda de prensa oficial de la FIA.

Acabó extenuado y en el podio sólo veía manchas de colores

El asturiano señaló que, cuando acabó la carrera, completamente extenuado, sólo veía manchas de colores. "En el podio estaba muy fastidiado físicamente y no estaba para hacer muchos gestos porque estaba muy débil", confesó Alonso tras lograr su vigésimo triunfo en Fórmula Uno.

En el podio veía manchas de colores, pero no reconocía a las personas.

"En el podio veía manchas de colores, pero no reconocía a las personas. Sabía quienes eran los de Renault o los de Williams, pero no reconocía a las personas", relató.

"Acababa de bajarme del coche, en el que vas concentrado al máximo, y en el podio además había unos focos que te apuntaban directamente a ti... No estabas para mucho movimientos. Disfruté lo justo", agregó.

Alonso comentó que el británico Lewis Hamilton, su ex compañero en el equipo McLaren-Mercedes, se dirigió a él para decirle "justo eso, que la carrera había sido más física que ninguna otra, incluso más dura que la de Sepang" (Malasia). "Le dije que sí y poco más", agregó.

En cuanto a la realidad de ganar carreras, indicó que el triunfo de hoy "es como cuando el Numancia gana al Barcelona o al Real Madrid. Es algo que no se espera; algo que la afición y los jugadores disfrutan más que en obtener otras victorias", dijo.