Vettel y Alonso
Sebastian Vettel y Fernando Alonso, en rueda de prensa. EFE

Limpio o no, el adelantamiento de Alonso a Vettel en el Gran Premio de China ha traído consecuencias.

La dañada relación entre ambos pilotos está ahora más de actualidad que nunca y más tras las quejas del alemán, que acusó al español de sacarale prácticamente de la pista.

"Yo era muy vulnerable y él me podía haber adelantado en otro momento, pero la forma cómo se tiró fue de ahora o nunca y, obviamente, tuve que frenar, de lo contrario habríamos tenido un accidente", dijo.

Sin embargo, el español lo consideró así: "Vettel, con el coche dañado, iba perdiendo cada vez un poco más. Faltaban dos vueltas para el final, vi que en la recta iba a ser imposible adelantarle porque incluso con el DRS no le conseguía pillar".

Y detalló su estrategia para pasar al tetracampeón alemán. "Tenía dos vueltas solamente para adelantar. Vi que tenía problemas de dirección, tenía el coche muy dañado e iba muy abierto en las curvas, y dije 'la próxima vez que vaya muy abierto me meto por dentro'. Justo en la primera oportunidad salió bien", concluyó.

Este es solo un capítulo más en la historia de los piques entre dos de los mejores pilotos de la actual parrilla. Continuos cruces de declaraciones dejan a vista de todos una relación deteriorada por la competitividad.

El inicio de su enfrentamiento se remonta a la temporada 2012. El campeonato de Fórmula 1 finalizó con gran batalla entre los considerados mejores pilotos del momento. Sebastian aprovechó las ventajas de su coche en la recta final para hacerse del título; Alonso, en Ferrari, aguantó lo que pudo.

Años más tarde, la guerra se volvió abierta: "Vamos, Alonso... ¿en serio? Pensé que eras mejor que eso", dijo el alemán por radio el año pasado cuando se jugaba el título. Acusaba al asturiano de querere ayudar a Ricciardo.

Ante la rpensa, dijo: "Hay que preguntárselo a él. Fernando ve las banderas azules y toma esas decisiónes; sabemos que no le gusta Ferrari, y creo que ha querido ayudar a Daniel Ricciardo".

Sin embargo, Vettel también ha tenido alabanzas para el asturiano. "Quizás algún día esté en el mismo equipo que Kimi o Fernando", llegó a comentar hace unos años el alemán.

También con Hamilton

Pero Vettel no solo ha tenido problemas con Alonso; otro gallo de la F1 también le ha cantado las 40 alguna vez.

Es el caso de Hamilton, que el año pasado le llegó a decir "nos vemos fuera del coche, cara a cara". Estaba cabreado el británico por una maniobra del alemán en la que prácticamente lanzó su monoplaza contra el Mercedes de Hamilton.

Al final, la sangre no llegó al río.