Fernando Alonso.
Fernando Alonso charla con su ingeniero de pista, Andrea Stella. EFE

Fernando Alonso afronta este fin de semana el GP de Estados Unidos con la esperanza de "seguir progresando" en Austin, un circuito, a su juicio, muy diferente al de Sochi, escenario del pasado GP de Rusia.

"Ahora llegamos a Austin, que presenta una propuesta muy distinta. Sabemos que lo tendremos difícil en algunos frentes, como ya hemos visto este año, pero sin duda vamos a trabajar sin pausa para poder seguir progresando y conseguir otro resultado positivo", comenta Alonso.

El piloto asturiano, cuyo mejor resultado en Austin fue el segundo puesto del 2007, señala que "el circuito es una mezcla de curvas cogidas de algunos grandes circuitos de todo el mundo, lo que hace que el trabajo en la puesta a punto del coche sea complicado".

Me gusta ir a Austin porque es una ciudad a la que le encantan las carreras"Me gusta de veras ir a Austin porque hay un ambiente fantástico y es una ciudad a la que le encantan las carreras. El circuito es muy divertido a la hora de pilotar, es muy variado; tienes que mantener plena concentración durante toda la vuelta. Jenson y yo tuvimos algunas bonitas peleas allí el año pasado y espero que este fin de semana se puedan repetir con nuestros rivales directos".

El Circuito de las Américas, indica, "tiene un poco de todo: curvas rápidas, curvas lentas, zonas de fuerte frenada y curvas en las que la determinación es crucial. Necesitas que el coche esté bien equilibrado para poder ser rápido allí".

Con respecto a la carrera de Sochi, en la que acabó décimo, pero fue penalizado con cinco segundos y relegado al undécimo lugar, realizó una valoración positiva: "Obviamente fue una decepción perder la décima posición de Sochi, pero teniendo en cuenta que era un circuito que sabíamos que no le iba a ir bien a nuestro paquete, no podemos estar muy decepcionados con el resultado y la positiva fiabilidad del coche durante todo el fin de semana".